Jardineras del zócalo pierden su esplendor | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Jardineras del zócalo pierden su esplendor

De las más de 48 mil plantas que comenzaron a sembrarse en septiembre de 2019 no quedan rastros; en múltiples ocasiones, las 19 jardineras han sido ocupadas por manifestantes y para la acumulación de basura


Jardineras del zócalo  pierden su esplendor | El Imparcial de Oaxaca

Con excepción de sus emblemáticos laureles, el zócalo de la ciudad de Oaxaca ha perdido gran parte de su flora. De las 48 mil plantas de rocío o maguey morado que comenzaron a ser sembradas en septiembre de 2019 no quedan ejemplares. Las 19 jardineras de este espacio y de la Alameda de León lucen únicamente con contenedores de basura, aunque en el segundo sitio aún sobreviven algunas plantas.

En la víspera de las vacaciones de diciembre y aunque su kiosco se encuentra adornado con luces navideñas, la flora es una de las grandes ausentes del zócalo, espacio en el que convergen la convivencia familiar, la protesta social y el paso constante de visitantes.

De la resiembra de ejemplares en febrero pasado tampoco quedan rastros.

Como las jardineras, parte de la cantera de estas y la señalética muestran el deterioro del zócalo, en donde las lluvias y la falta de mantenimiento propiciaron la caída de dos laureles el año pasado. Los ejemplares que sobreviven no están exentos de riesgos por plagas, según han explicado organizaciones ambientalistas y la propia autoridad municipal.

En la segunda mitad de este año, la falta de plantas ya era evidente, como reportó en su momento este diario. La protesta social, a manera de concentraciones de manifestantes o la instalación de estos en casas de campaña son algunas de las causas de los daños a las plantas de las jardineras.

En los últimos meses, la crisis en el sistema de recolección de basura agudizó el problema, en tanto las jardineras fueron espacios en donde la sociedad abandonó sus desechos.

La siembra de plantas fue anunciada en septiembre de 2019 como parte del programa “Dale vida al corazón del Centro Histórico”, en el que se sumaron la iniciativa privada y sociedad civil, al apoyar en el cultivo de los ejemplares en el vivero municipal.

Las 48 mil plantas de rocío o escarcha se plantaron entre septiembre y octubre, y de acuerdo con el ayuntamiento capitalino su elección se debió a sus cualidades de “tapizante, rastrera y de rápido desarrollo, ideal para cubrir el suelo, además que requiere poca agua, es resistente y adecuada para el clima y la zona, sin que cause afectación a la vegetación ya presente en el lugar”.

Sin embargo, a un mes de su plantación fueron afectadas por una protesta social de integrantes del Partido Unidad Popular y organizaciones afines.