En Fieles Difuntos, ni “alumbrada” ni muerteadas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

En Fieles Difuntos, ni “alumbrada” ni muerteadas

En Atzompa, el acceso al camposanto será con horarios ya establecidos


En Fieles Difuntos, ni “alumbrada” ni muerteadas | El Imparcial de Oaxaca

En el segundo año de la pandemia de Covid-19, la tradicional “alumbrada” del 31 de octubre volvió a ser cancelada en Santa María Atzompa. Hasta 2019, en este municipio de la región Valles Centrales de Oaxaca cada noche del 31 de octubre se acostumbraba acudir al panteón para encender velas y veladoras en las tumbas. Y, al ritmo de música y con alimentos, convivir con los fieles difuntos hasta la madrugada o al amanecer del día siguiente.

La pandemia de Covid-19 obligó nuevamente a suspender o modificar las tradiciones que por el Día de Muertos se realizan en Oaxaca. En casos como el de la capital, la visita a los panteones sigue suspendida desde marzo de 2020 y se prevé que se mantenga así.

En otros municipios, se contemplan horarios restringidos y el seguimiento de medidas sanitarias. Como en Atzompa, en donde la autoridad municipal permitirá la visita al panteón bajo horarios establecidos los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre, siempre y cuando se sigan las medidas preventivas. El horario para las visitas será de las 08 a 18 horas.

La alumbrada es una tradición de Atzompa, comunidad zapoteca en cuyo camposanto las familias alumbran las sepulturas, las adornan con cempasúchil y flor de borla o cresta de gallo. Es el alcalde el encargado “de llevar a la banda de música para amenizar la velada, ofreciendo té o café”, señala la Enciclopedia de Municipios  y Delegaciones de México.

En la noche del 31 de octubre, “también se dan a conocer públicamente los mayordomos nuevos”, quienes inician “su año de servicio al pueblo” con “recorridos dentro del panteón portando las banderas y estandartes de la iglesia”, agrega el documento.

Cancelan muerteadas

Al igual que las visitas a los camposantos, las muerteadas son otras de las tradiciones que volvieron a cancelarse por la pandemia. Tales son los casos de la que se realiza en el municipio de San Pablo Etla y la Muerteada de Las Meras Meras (en la Villa de Etla). Otras más aún faltan por confirmar su realización o cancelación.

Realizadas principalmente en la región Valles Centrales, durante el mes de noviembre, estas actividades consisten en una representación parecida al teatro y recorridos con música y personas disfrazadas.

Entre sus personajes están los que conforman un cuadro especial: la muerte, el diablo, espiritistas, el viejo, la viuda, los doctores y el muerto. En las muerteadas se recitan versos que relatan la vida privada de los habitantes, a manera de lección para no caer en los excesos de la vida diaria.