Rebasado por ambulantaje, cabildo solicitará ayuda al Gobernador | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Rebasado por ambulantaje, cabildo solicitará ayuda al Gobernador

Con la negativa del edil para pedir que alguien realice el trabajo del ayuntamiento y del ofrecimiento del estado de intervenir si se lo piden, el cabildo aprobó gestionar una reunión con Alejandro Murat para revisar el tema del comercio en vía pública


  • Rebasado por ambulantaje, cabildo solicitará ayuda al Gobernador
  • Rebasado por ambulantaje, cabildo solicitará ayuda al Gobernador
  • Rebasado por ambulantaje, cabildo solicitará ayuda al Gobernador
Fotos: Lisbeth Mejía

Ante el desbordamiento del comercio en vía pública, el cabildo de Oaxaca de Juárez aprobó por mayoría solicitar el apoyo al gobierno estatal para reordenar al llamado “ambulantaje” o comercio informal.

La aprobación del punto de acuerdo se dio a una semana de que el gobernador estatal, Alejandro Murat, dijo que si bien el tema corresponde al ayuntamiento, intervendría si se le pide el apoyo.

En su segundo día de operativo y tras aplazar la sesión de cabildo del pasado miércoles, las y los concejales abordaron la propuesta de las y los concejales Xhunaxhi Fernanda Mau Gómez, Luis Arturo Ávalos Díaz Covarrubias, Pavel Renato López Gómez e Ismael Cruz Gaytán.

Aunque la mayoría aprobó la propuesta, con su respectiva modificación, el presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, se negó a tomarle la palabra al gobernador. Esto a pesar de que en días pasados pidió el respaldo del gobierno estatal.

Este viernes, comerciantes y dirigentes de organizaciones del comercio ambulante intentaron ingresar al primer cuadro de la ciudad, el que desde ayer permanece vigilado por elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana.

Al grito de “¡queremos trabajar!”, diversos comerciantes acusaron al ayuntamiento de no respetar los acuerdos de reducción de puestos ni el haber pagad “permisos” o asignaciones de cuenta, pese a haber pagado hasta 40 mil pesos por cada una de estas autorizaciones.


 

Relacionadas: