Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca

El espacio ubicado en el ex convento de Santo Domingo de Guzmán se mantuvo cerrado al público por más de 15 meses, debido a la pandemia de Covid-19


  • Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca
  • Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca
  • Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca
  • Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca
  • Entre confusión y molestia de visitantes, reabre el Jardín Etnobotánico de Oaxaca

Luego de más de 15 meses de permanecer cerrado al público por la pandemia de Covid-19, el Jardín Etnobotánico de Oaxaca reanudó sus visitas guiadas este lunes 21 de junio. Sin embargo, la confusión y molestia de visitantes provenientes de diversos estados del país fueron parte de su primer recorrido, programado para las 10:00 horas.

El espacio ubicado en el ex convento de Santo Domingo de Guzmán ya ha sido sede de eventos sociales en en este mes, pero es hasta hoy que retoma las visitas para dar a conocer la diversidad de flora en el estado.

Para esta reapertura son solo dos los recorridos programados, a diferencia de los tres que se efectuaban antes de la pandemia.

Sin embargo, varios turistas se quejaron porque a pesar de haber llegado media hora antes del primer recorrido no pudieron acceder y el primer contingente entró antes de la hora marcada para la visita.

Asimismo, se inconformaron por la falta de información y respuesta del personal, mismo que después de las 11 horas salió para atenderlos, casi dos horas después de la espera.