Fomentan la adopción a través del adiestramiento canino en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Fomentan la adopción a través del adiestramiento canino en Oaxaca

Ayer se conmemoró el Día del Perro Mestizo, por lo que Jorge, un entrenador canino, busca mejorar la calidad de vida de los perros adoptados


Fomentan la adopción a través del adiestramiento canino en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Con 25 años de experiencia, Jorge Trujillo es adiestrador de perros y cuenta con su Centro Canino La Perrera, un lugar para el Adiestramiento Canino Profesional (Adicap). De lunes a sábado ofrece clases particulares a quienes tengan una mascota y desean que aprenda a comportarse. 

Los domingos realiza labor social dando clases para personas que hayan adoptado un perrito de la calle, pues se dio a la tarea de promover la adopción de un animal para erradicar la mala práctica de comprar perros.

 Adopta un Amigo Oaxaca nace por un perrito que fue adoptado en la asociación, pero el perrito tenía problemas de comportamiento. La señora Marisol Jarquín, que dirige la asociación, buscó a Jorge, quien le propuso los domingos para dar clases gratuitas a perritos adoptados, ya que los perros de la calle tenía problemas de comportamiento y adaptación en los hogares donde recibía acogida.

UNA RETRIBUCIÓN

“Trato de retribuir para ayudar un poco y adiestrar a los caninos para que tengan un comportamiento mejor y puedan convivir con otros perros”, comenta Jorge en un espacio que ocupan a un costado de la Iglesia de Guadalupe, en el Llano.

La asociación trata de concientizar que se adopte, se esterilice y, en ocasiones, que las personas donen para continuar con esta labor que no está familiarizada en la entidad, ya que consideran a los perros de la calle como sucios y portadores de alguna enfermedad.

“En este grupo hay perritos que fueron adoptados o rescatados, y muchas veces eran regresados a la calle por su mal comportamiento porque no sabían qué hacer. Por eso, la labor es hacer que los dueños puedan disfrutar de sus caninos y darles una mejor calidad de vida. Lo importante es disfrutar al perro sin importar su raza, es darle una segunda oportunidad al canino, pero también el dueño se debe comprometer con él”, afirma el instructor.

SOBRE LAS CLASES DOMINICALES

Los domingos, las clases son de 09 a 11 horas. La idea es que los perros disfruten para que estén tranquilos y con la expectativa de que el siguiente domingo lo llevarán a convivir con sus nuevos amigos. “Se va a divertir, pero va a obedecer”.

“La condición para estas clases es que los perritos sean adoptados, pues el objetivo es promover la adopción responsable y darle hogar a quienes no lo tienen”, explica Jorge mientras sostiene a Balú, su fiel perrito, con el cual recorre varias calles de Oaxaca y ayuda a que los nuevos integrantes sepan que están ahí para aprender en un ambiente de amistad y tranquilidad.