Vuelven los encharcamientos por basura a la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Vuelven los encharcamientos por basura a la capital oaxaqueña

La capital y su zona conurbada han sufrido encharcamientos que afectan la circulación.


Vuelven los encharcamientos por basura a la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca

Luego de las lluvias de la noche del sábado y madrugada de ayer, las calles de la ciudad de Oaxaca volvieron a mostrar grandes encharcamientos y acumulación de basura, así como daños a la infraestructura pluvial.

Vialidades como la avenida Manuel Ruiz, en la colonia Reforma, registraron grandes encharcamientos y coladeras tapadas. Decenas de automovilistas y motociclistas evitaban el agua estancada sobre la calle, a la altura de la privada Vasconcelos, ante el riesgo de que sus unidades quedaran atrapadas. 

Cada temporada de lluvias, los encharcamientos son comunes en esta vialidad, en donde el agua se aproximó a los 40 centímetros de altura, en una longitud de más de 20 metros.

Sin embargo, no fue el único punto donde las precipitaciones exhibieron el estado de las calles, la contaminación y la mala planeación o desarrollo de las vialidades. Las coladeras tapadas e incluso los inicios de un socavón se observaron en el Centro Histórico de la ciudad. En la calle de Armenta y López, a la altura del 416, las recientes lluvias y el paso constante de los vehículos han dejado expuesto un pequeño socavón, de aproximadamente 25 centímetros de diámetro y cerca de 30 o 40 de profundidad.

Hasta el cierre de edición, no se reportaron daños graves o accidentes. Sin embargo, las lluvias ya han dejado algunos daños en vías como Manuel Ruiz, en donde cada año se genera un encharcamiento similar, a la altura del comité directivo estatal de un partido político.

En abril, cuando ocurrieron “lluvias atípicas”, se dio un encharcamiento similar, aunque personal de Protección Civil acudió para destapar las alcantarillas, contó un vecino. Hasta el mediodía de ayer, ninguna autoridad había acudido para desfogar el área nuevamente.

Aunque no se registró accidente alguno, atravesar este enorme charco fue una odisea para al menos dos motociclistas, quienes optaron por pasar sobre la banqueta. Sin embargo, el nivel de esta también alcanzó ahí unos 15 centímetros de altura o más.

“Ahorita se quedaron atorados un rato los que venían en una moto”, contó el vecino, quien en otras ocasiones ha visto cómo el tramo inundado ha propiciado que los vehículos “bañen” a varias personas que intentan cruzar la vía. “Pasa un carro o una moto y baña a todo mundo”. Asimismo, advirtió del riesgo por alguna caída de quienes van en motocicleta.