Trienio seco afecta abasto de agua a la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Trienio seco afecta abasto de agua a la capital oaxaqueña

El municipio que históricamente ha proveído de agua potable a la capital oaxaqueña está perdiendo su recurso


Trienio seco afecta abasto de agua a la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca

San Agustín Etla y Oaxaca de Juárez tienen una vinculación histórica. Una de las hidroeléctricas del primer municipio iluminó inicialmente a la urbe, a la otrora verde Antequera. Aunque ya no es así, la conexión permanece a través del agua potable, aquella que el llamado “lugar de los manantiales” comparte gracias a tres principales fuentes que nutren al río de San Agustín: el Mano de león, el Cárcamo y Buche Gallina. 

Pero el estiaje, la deforestación de los bosques, los incendios forestales y el cambio climático ponen en riesgo esta relación. Una que tampoco ha estado exenta de conflictos por adeudos, como el que en 2015 llevó a San Agustín a cerrar sus válvulas y dejar sin el vital líquido a la capital. Pero que ahora será por el agotamiento del agua.

“Tenemos una situación crítica”, dice Érick Pérez Ruiz, presidente del Comisariado de Bienes Comunales de San Agustín Etla, cuando describe la situación de su comunidad respecto a la generación y captación de agua. Las lluvias –explica– no han sido suficientes y eso impide “una recarga suficiente del vital líquido” en los manantiales, sobre todo en Mano de León. 

“En 2018 casi no llovió, en 2019, el estiaje se prolongó hasta agosto, cuando hace 10 años seguro llovía en abril, mayo y junio. Ahora no; mayo ha sido uno de los meses más calientes y en los que el estiaje lleva al mínimo de la capacidad. Y el afluente del río baja hasta unos 180 litros por segundo”, explica Pérez sobre el agua que en esta comunidad es de consumo humano y para riego. 

Pero de la que también se benefician poblaciones como Santo Domingo Barrio Alto y Barrio Bajo, San Sebastián y otros, y principalmente la capital oaxaqueña. El acuerdo histórico es que dos terceras partes del líquido sean para la urbe. De acuerdo con Pérez, a la ciudad se han enviado 220 litros por segundo, pero el volumen depende de la época, pues en octubre ha llegado a 280, mientras que en otras baja hasta 160 litros por segundo.

Antes, la ciudad tuvo también el agua del río San Felipe y ahora solo depende de pozos profundos y de San Agustín, como confirma Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO).

Por al menos un siglo, el municipio de San Agustín Etla ha proveído del vital líquido a la ciudad de Oaxaca. Con el cambio climático y otros factores humanos, el presidente del comisariado considera que la crisis del agua pegará principalmente a la capital del estado, pues aunque se excaven pozos profundos, si no hay regeneración de los mantos acuíferos no habrá agua.