Falta de cultura vial y de ciclovías en la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Falta de cultura vial y de ciclovías en la capital oaxaqueña

Aunque el ayuntamiento anunció la creación de ciclovías emergentes ante la pandemia, estas no se han concretado; las existentes sobreviven entre la destrucción y falta de cultura vial


Falta de cultura vial y de ciclovías en la capital oaxaqueña | El Imparcial de Oaxaca

Cuando acude al centro de la ciudad de Oaxaca, Amado debe pasar por la agencia Cinco Señores, en carriles que comparte con decenas de autos, camiones y todo tipo de vehículos. Su vehículo no tiene un espacio propio: una ciclovía. Pero se ha acostumbrado a ello; con cinco años usando la bicicleta, “ya perdió el miedo” y se mueve con relativa confianza en otras zonas de la ciudad como la colonia Reforma. Sin embargo, reconoce que desplazarse aquí es “muy riesgoso”.

A lugares como la Central de Abastos o vías como Periférico, prefiere no ir. “Solo vengo por aquí porque es más peligroso ir a la Central”, cuenta luego de estacionar su bicicleta sobre la calle Hidalgo, en donde otros usuarios han dejado las propias.

¿Hay cultura vial? Más o menos, responde. “A veces dan paso; si no, mejor yo soy precavido”, responde Amado, al tiempo de señalar que son necesarias más ciclovías en la capital, pues la urbe, próxima a celebrar 489 años como ciudad, “no fue bien diseñada”, al no contemplar este tipo de infraestructuras.

Con charola al hombro, las herramientas tras el asiento, casco u otro tipo de protección y de trabajo, cientos de ciclistas como Amado recorren a diario la capital, especialmente el Centro Histórico. Pero no todos parecen tener la misma suerte que él. En la avenida de la Independencia, donde una despintada línea blanca marca la ciclovía, ni siquiera el chaleco reflectante a la luz del día salva a un ciclista de tener a centímetros de su brazo a los coches. 

“La ley de movilidad marca que de donde va el ciclista, el automovilista debe guardar un metro y medio de distancia. Nosotros debemos estar protegidos, pero hay una mala cultura con los automovilistas, especialmente los del transporte urbano”, cuenta Manuel Chávez, activista que desde el grupo Salvando Vidas Oaxaca, busca el respeto a los derechos del peatón y de las personas con discapacidad. “No sé si por maldad, pero nos pasan muy cerquita y se nos enchina la piel, a sabiendas de que hay líneas pintadas”, ahonda.

A la falta de cultura vial, Chávez añade la falta de ciclovías o la existencia de algunas que no cuentan con las características debidas. Una de ellas, la que parte del Museo Infantil de Oaxaca y abarca la calzada Madero hasta pasar por la avenida Independencia. La misma donde el ciclista del chaleco reflectante tenía un carril “exclusivo” de apenas un metro de ancho, pero que a todas horas en invadido por motociclistas y automovilistas. La traza de la ciudad –recuerda el activista– no fue hecha para vehículos de motor, como los 180 mil vehículos que a diario transitan en la ciudad, sino de carretas. “Por eso las ciclovías están muy reducidas”, apunta.

Las ciclovías o fragmentos que de estas tampoco son respetadas. En García Vigil, una calle semipeatonal, el tramo que conecta a las oficinas del Registro Civil con el zócalo, exceptuando la última cuadra, es constantemente invadido por autos o motocicletas. Hace una semana, una camioneta estaba sobre el carril de la ciclovía y la situación molestó a un repartidor a bordo de su bicicleta.

Los biciestacionamientos tampoco son respetados y las herramientas que deberían estar en uno de ellos han desaparecido. Como estas, también han desaparecido las separaciones entre carriles, mismas que Chávez considera innecesarias si en realidad hubiera una cultura vial.

CICLOVÍAS EMERGENTES, CASI 10 MESES DE PROMESA

En julio de 2020, el ayuntamiento capitalino anunció la creación de ciclovías emergentes ante la pandemia de Covid-19. Sin embargo, a casi 10 meses, la promesa sigue sin cumplirse. 

En un comunicado del 29 de julio, la autoridad local dice que estas ciclovías emergentes contemplan 15 kilómetros y su objetivo es “propiciar una movilidad segura en el regreso (escalonado) a la nueva normalidad”. Para ello, el ayuntamiento recibiría “asesoramiento técnico”, al ser una de las tres ciudades del país beneficiadas con la convocatoria de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).