Cuestionan la “política por encima de la salud” ante el paso a semáforo verde en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Cuestionan la “política por encima de la salud” ante el paso a semáforo verde en Oaxaca

Con varios meses en los que sus calles han estado repletas y con aglomeraciones, el ayuntamiento de la ciudad de Oaxaca solo ha dicho que analizará y determinará su postura


Cuestionan la “política por encima de la salud” ante el paso a semáforo verde en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En sus calles, a la par de cientos de puestos semifijos y comerciantes ambulantes, turistas y gente local, se ve el andar de una camioneta con un mensaje que se repite, pero que nadie parece escuchar. “La pandemia aún no ha terminado” es parte de la grabación de la unidad que pasa por el Andador Turístico, la vía peatonal más concurrida de la capital oaxaqueña. 

Con cerca de 13 mil casos acumulados desde marzo de 2020, y entre ellos alrededor de 700 decesos según las cifras oficiales, el epicentro de la epidemia de Covid-19 en el estado ingresa a la nueva clasificación para Oaxaca en el semáforo de riesgo epidemiológico. 

El color verde, que indica un riesgo bajo de contagio, llega a una ciudad que en la última semana ha registrado más de 30, 40 o 50 contagios diarios, de acuerdo con los reportes de las autoridades de salud. Pero también es antecedido por una temporada vacacional donde a pesar de la suspensión de eventos públicos, se registró un aumento en la afluencia de visitantes. Entre estos un porcentaje que de acuerdo con representantes de empresarios no seguían las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas.

Con varios meses en los que sus calles han estado repletas y con aglomeraciones, el ayuntamiento solo ha dicho que analizará y determinará su postura ante el paso a semáforo verde. Aunque reconoció que por las vacaciones se prevé un aumento en el índice de contagios.

“Hay una dualidad de ideas porque en realidad mucha gente quisiera que verdaderamente ya estuviéramos en verde, pero es una gran falacia porque lo único que estamos propiciando es que nosotros mismos nos afectemos y no puede ser posible, y da tristeza, ver que la política está por encima de la salud”, cuestiona Maximiliano Néstor Ortiz Jiménez. 

El presidente de la Organización Benito Juárez, Artesanos, Locatarios y Comerciantes (OBJALCO), del Mercado Benito Juárez, considera que el paso de la entidad al nuevo indicador se enmarca en el contexto donde “la gran mayoría está enfocada en cuestiones políticas, partidistas”, pero que “no abonan a la salud de nuestra gente”.

En el Mercado Benito Juárez –señala– seguirán los filtros sanitarios, pues cree que son los que han ayudado a tener cierta tranquilidad y control de contagios de Covid-19, en medio de la necesidad por generar ingresos para las familias de los 800 locatarios y comerciantes que en él trabajan.

Sin embargo, subraya lo que ya se observa en las calles: la gran movilidad y presencia de personas, quienes no siempre siguen las medidas sanitarias. “Creo que estamos perdiendo el respeto al derecho del espacio personal”, reflexiona a la par de cuestionar las decisiones de las autoridades, incluidas las del gobernador del estado. 

“Necesitamos ser autocríticos” –dice– sobre un panorama en el que también observa el hastío de la gente, que quiere salir, pero a la que invita a mantener el resguardo o extremar precauciones si lo hacen.