Prolifera comercio ambulante durante vacaciones en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Prolifera comercio ambulante durante vacaciones en Oaxaca

Sitios como el Andador Turístico no solo lucen atiborrados de visitantes sino de vendedores ambulantes o semifijos que expenden productos de todo tipo


Prolifera comercio ambulante durante vacaciones en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Caminar en la calle Macedonio Alcalá se ha convertido no solo en un reto al tratar de guardar la sana distancia, debido a la gran afluencia de visitantes y locales durante la temporada vacacional. Lo es también por la presencia de vendedores ambulantes y semifijos que se distribuyen en banquetas y la propia vía, ofreciendo sombreros, blusas, rebozos, alcancías, palillos para botanas y todo tipo de productos.

Aunque en enero y febrero se limitó su presencia en las calles del Centro Histórico, el comercio en vía pública ha ampliado su presencia en sitios como el Andador Turístico, vía predilecta para turistas en Oaxaca de Juárez. En la ciudad, el Centro Histórico se considera zona de alto riesgo de contagio, en un contexto donde la urbe acumula, oficialmente, más de 12 mil 500 casos de Covid-19, cerca de 700 decesos por la enfermedad y más de 60 casos activos.

La instalación de puestos y paso de vendedores ambulantes también se ha reforzado en calles aledañas a los mercados públicos como el Benito Juárez y 20 de Noviembre, o en Flores Magón, a un costado del Palacio de Gobierno.

Durante el periodo en que el estado permanece en semáforo amarillo, en la ciudad de Oaxaca los tianguis y demás puestos del comercio en vía pública están obligados a “funcionar con un aforo reducido que evite aglomeraciones”, según señala el esquema de reapertura de la actividad comercial.

La autoridad local ha reconocido que el Andador Turístico y otras calles del Centro Histórico son de las más concurridas por este tipo de comercio, pero durante Semana Santa solo se ha limitado a no autorizar permisos para ferias temporales y todo evento público que propicie aglomeraciones. En el caso del comercio ambulante y semifijo, su única disposición parece no ser acatada en la realidad.

En las postales que ha dejado esta temporada vacacional, se observan varios puestos colocados a ras de piso o con estructuras que no permiten separación alguna, como lo marca el esquema de instalación de tianguis por riesgo epidemiológico. 

En calles como Flores Magón, desde que se permitió la instalación de puestos, es imposible transitar guardando una sana distancia, ya que muchos transeúntes tienen que bajar al arroyo vehicular debido a que las banquetas están ocupadas por puestos. 

Lo que también resulta contrario a la disposición de evitar aglomeraciones o siquiera respetar el reglamento de comercio en vía pública. Una situación similar se vive sobre Aldama, donde las banquetas adjuntas al mercado Benito Juárez y del 20 de Noviembre están llenas de estructuras metálicas.

La presencia del comercio ambulante y semifijo ha sido denunciada en múltiples ocasiones por comerciantes establecidos, quienes incluso cuestionan que no se les restrinja como sí sucede con los negocios establecidos o considerados formales.


 

Relacionadas: