Crisis por Covid-19 asfixia al comercio en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Crisis por Covid-19 asfixia al comercio en Oaxaca

Piden descuentos al pago de impuestos, pues su economía se ha visto severamente afectada


Crisis por Covid-19 asfixia al comercio en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Altas rentas de locales, falta de apoyos gubernamentales o de estímulos fiscales, así como nulas ventas, asfixian al comercio establecido de la capital oaxaqueña, como señala la organización Comerciantes Establecidos de Oaxaca (CEO) a unas semanas de que Oaxaca cumpla su primer año con la epidemia de Covid-19.

En un nuevo año fiscal, agremiados a la organización, así como empresarios del comercio establecido, se ven obligados a pagar varios impuestos a la autoridad municipal, pero en medio de un contexto donde la crisis parece no tener fin. 

El pago por derecho de aseo público comercial, registro de anuncio denominativo, expedición de cédula de registro fiscal para giros blancos y actualización de establecimiento comercial o continuidad de operaciones pueden sumar como mínimo mil 400 o mil 500 pesos o alcanzar hasta 3 mil 500 pesos, refiere Patricia Cuevas, representante de CEO.

Cumplir con todos esos impuestos, señala la empresaria, puede resultar en un gran impacto a la ya lacerada economía de los micro y pequeños empresarios, quienes muchas de las veces solo tienen ingresos de apenas unos cientos de pesos al día. 

Y con esas entradas no solo han de cubrir impuestos sino rentas de miles de pesos, los salarios de sus trabajadores, la compra de insumos para seguir las medidas sanitarias y otros gastos más como el servicio de electricidad.

“En total, te descuentan 100 pesos, que en realidad no nos ayudan en nada”, explica Cuevas, quien ahonda que volvieron a enviar un escrito al Ayuntamiento que preside el edil Oswaldo García Jarquín. La intención es que les “hagan un descuento justo, pero sobre el total (de pagos), no solo sobre un rubro”.

La representante de CEO explica que mediante un primer escrito al Ayuntamiento capitalino, el año pasado lograron obtener el 40 por ciento de descuento sobre el total de impuestos. Sin embargo, ahora solo les han respondido que tendrán un descuento del 40 por ciento, pero en el rubro de actualización de establecimiento comercial.

Aunque esperan una respuesta favorable del Ayuntamiento, los integrantes de CEO advierten que de no contar con ella dejarán de pagar sus impuestos. “No vamos a pagar y vamos a esperar que vengan los inspectores. Entonces tendremos que hacer algo porque no es posible que nosotros tengamos las pérdidas y el Ayuntamiento no quiera perder nada, que no sea ni siquiera un poquito sensible”.


 

Relacionadas: