“Marchita” pandemia a la flor de nochebuena en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

“Marchita” pandemia a la flor de nochebuena en Oaxaca

Oaxaca ha garantizado el abasto de la flor nativa de México, pero algunos viveros han tenido que reducir su producción a raíz de la suspensión de fiestas


  • “Marchita” pandemia a la flor de nochebuena en Oaxaca
  • “Marchita” pandemia a la flor de nochebuena en Oaxaca

Las esperanzas de lograr el mayor ingreso por ventas en el año se da a la par del intento por mantener el espíritu de la temporada. “Todos creemos que va a ser el mejor mes del año”, relata Adriana Suárez, trabajadora de un vivero donde cientos de noche buenas pintan de rojo el ambiente. 

Sin embargo, la crisis por la emergencia sanitaria de Covid-19 ha “marchitado” la producción y venta de la flor nativa de México, la que en tiempos prehispánicos era nombrada en el idioma náhuatl como cuetlaxóchitl (cuetlaxtli, que significa cuero, y xóchitl, flor). Es decir, “la reina de las flores”. 

Ahora, otro de sus significados, “flor que se marchita”, evoca la crisis que se vive a raíz de la pandemia. La que en un vivero de la colonia Cuauhtémoc, de la agencia Santa Rosa, hizo que la producción de la flor se redujera en un 40 por ciento.

Junto a Jalisco, Michoacán, Puebla, Estado de México, Ciudad de México y Morelos, Oaxaca es una de las entidades que garantiza el abasto de esta flor para la época decembrina, según lo informó esta semana la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader). Pero en el estado, lo que parece una buena noticia no lo es tanto.

BAJAN LAS VENTAS 50 %

Con el cierre de negocios, que representaban el 50 por ciento de sus ventas, las ventas para el vivero donde labora Adriana Suárez serán bajas. La ciudad no se vestirá de rojo como hace un año; y si lo hace, será en menor intensidad.

“Producimos menos que el año pasado viendo las circunstancias que están, todos los negocios que están cerrados, tanto hoteles y restaurantes, que son nuestros clientes y siempre adornan, y por los eventos que están suspendidos”, explica.

La cancelación o suspensión de bodas, bautizos o comidas de fin de año generó la supresión de esas “entradas” para viveros como el que opera a escasos minutos de la capital oaxaqueña. 

Este jueves, los clientes que llegaban eran particulares, quienes aun con el contexto de la pandemia buscan adornar sus hogares, para, “por lo menos, sentirse alegres en esta temporada”. De entre la gama de colores, que van de rojo a varios tonos de rosa o amarillo, el primero era el más solicitado y exhibido, en macetas de varios tamaños.

LA ROJA, LA MÁS BUSCADA

La flor roja es la más buscada, en un 70 por ciento, cuenta Adriana. “Los otros colores sí se venden porque hay para todos los gustos; hay a quienes les gusta lo diferente, pero siempre la roja llama más la atención”.

Para Adriana, la nochebuena representa la Navidad, la celebración por el nacimiento de Jesús, según religiones como la católica. Aunque también es una que, de acuerdo con el Instituto de Ecología, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), “posee un enorme valor ornamental, siendo una de las plantas más cultivadas en todo el mundo”.

Cada año, se siembran “millones de arbustos”, en más de 30 variedades, según datos de la Sader.