Clasifican a Río San Felipe como "polvorín"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Clasifican a Río San Felipe como “polvorín”

Conagua advirtió el riesgo que existe actualmente en las colonias de la zona norte de la Ciudad de Oaxaca, por falta de intervención en presa rompepicos. Prevalece litigio por posesión.

Clasifican a Río San Felipe como “polvorín” | El Imparcial de Oaxaca
ecinos de la zona han interpuesto diferentes recursos legales para defender la presa rompepicos.

Caudal en problemas

Más de 80 familias en riesgo

1972 se construyó la presa

1993 se integra un comité ciudadano

2015 aparecen un supuesto dueño

9 millones se pierden para desazolve en 2020

La disputa jurídica de la presa rompepicos impide su desazolve y eso, pone en riesgo a unas 80 familias que se encuentran cuesta abajo,  en esta temporada de lluvias 

En la historia de las colonias y unidades habitacionales que están en las márgenes del río San Felipe, se encuentra varias inundaciones y dos fallecimientos ocurridos en el 2010 y 2013, hechos que no quieren que se repitan por la decisión unilateral de un juez que impide a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), realizar los trabajos de limpieza pertinentes.

Ante eso, el Comité de la Zona Conurbada Del Río San Felipe interpuso un recurso de apelación a la determinación del juez y exige con una lona que la autoridad intervenga para que esta presa cumpla con su función:  contener el agua que baja en grandes cantidades en esta temporada del río San Felipe y del cerro con el mismo nombre.

“Absurda resolución judicial del juez V de Distrito,  Alfonso Morcillo Moguel y su secretaria Lizeth Ortiz Segura, quienes negaron a Conagua la oportunidad de desazolvar la presa. Hacemos un llamado urgente al Tribunal Colegiado reconsiderar dicho acuerdo, de lo contrario la vida de cientos de ciudadanos están en riesgo”, denunciaron las personas inconformes en una lona colocada en la calle de José López Alavés.

Son tres personas las que se denominan  dueños de los  lotes al interior de esta presa:  Julio César Espinoza Adame, José Luis Jiménez Díaz, así como José Manuel López Urbano; aunque originalmente, el Gobierno Federal fungía como propietario. 

Estas tres personas reclaman los lotes 47 y 48 de la calle Venecia sin número en donde se localiza este espacio de contención.

Por su lado, las personas que integran el comité de defensa, promovieron el amparo colectivo 287/2015 contra las autoridades locales, estatales y federales por ser omisas y favorecer la contaminación y un potencial desastre en la ciudadanía en general y se han integrado como terceros interesados en este proceso.

Tres personas reclaman la propiedad de dos lotes dentro de esta zona federal.

Pierden 9 millones de pesos

El Organismo de Cuenca Pacífico Sur, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) contaba, en este año,  con 9 millones de pesos para intervenir en esta presa y preparar el espacio para la temporada de lluvia a fin de que no fuera un riesgo para la población, intención que se echó atrás por la determinación del Juez V.

El director de esta instancia federal, Julio Alfonso López Hernández expresó que el desazolve se tenía que realizar a inicios de año, antes de la temporada de lluvia para preparar la protección a la ciudadanía que vive en esta zona y que se ha visto afectada por esta situación.

Durante el litigio de este espacio,  la parte contraria construyó cercos, bordos, que sí fueron retirados por las denuncias y aunque fueron retirados, el riesgo es latente.

“Esta presa es de control del agua que viene de San Felipe, al considerar que el río de esa zona está considerado como violento por sus pendientes y fuerte caída que está de arriba hacia abajo; cuando corre arrasa con lo que encuentre abajo. La presa Rompepicos fue construido para regular esta avenida y se le llama así por que rompe los picos de las avenidas en el momento más fuerte”, explicó.

Es más en el lugar, se especifica que esta es propiedad de la Federación y que es una presa construida para la contención de las aguas.

Localizado sobre el lecho del afluente, ensancha la cauce y por eso, debe de permanecer libre de cualquier obstáculo para que cumpla con su función, se explicó.

Sin embargo, al estar en medio de una controversia y disputa, “es un tema problemático y considerado como un polvorín porque se le prohíbe su flujo  y la gente de aguas abajo está en constante riesgo”, comentó López Hernández.

La Conagua cada año, contempla recursos para prevenir, rehabilitaciones, limpieza, desazolve y mantener el área de regulación para que la presa esté lista y funcione para lo que fue construida.

En este 2020 ante el pronóstico de fuertes lluvias por ciclones y fenómenos meteorológicos, la instancia quiso invertir un recurso por el orden de los 9 millones de pesos.

“El juez nos ordena no llevar a cabo ninguna actividad y aunque tengamos la intención de intervenir, mientras la resolución del juez esté ahí no podemos hacer nada. La Conagua estará atenta de la resolución legal e interpondremos recursos necesarios en la problemática”, precisó el director del OCPS de la Conagua. 

De 2015 a 2019 han aparecido tres personas, atribuyéndose la propiedad de lotes internos al vaso y el juez acepta las solicitudes de amparo y prohíbe realizar trabajo alguno.

No obstante, reiteró que este es un problema para la gente que habita en la zona de abajo.

Mientras tanto, el recurso se aplicará en algún otro estado.

El funcionario apeló a la cordura y corresponsabilidad porque quienes padecen el problema son quienes están cerca de la presa”, añadió el titular del OCPS de la Conagua.

 

Debido al conflicto por la posesión de este predio, Conagua canceló los 9 millones de pesos asignados para labores de limpieza.

Acuden a Tribunal Colegiado

 

El presidente del Comité de la Zona Conurbada Del Río San Felipe, Porfirio Alfonso Jiménez Orozco externó que acudieron al Tribunal Colegiado para que se permitan los trabajos.

“Si la presa que está hecha para que protegiera estuviera funcionando, no nos preocupara en lo más mínimo porque para eso está hecha, pero resulta que sus dueños no permiten que la Conagua la trabaje y la desarrolle y evitar una catástrofe”, abundó.

Los estragos que puede dejar esta situación llegaría hasta la Avenida Juárez, la Calzada de la República e incluso, al centro de la ciudad de Oaxaca.

Los ciudadanos coordinan esfuerzos con la Conagua para que se realice lo persignen y se permita por el juez.

“Cuando se registra una lluvia, la zozobra está presente de monitorear cómo va el agua, y si va subiendo; afortunadamente, ya retiraron el borde que estaba en este lugar y puede llegar más mansamente, pero siempre la preocupación nos tienen despiertos”, comentó, Jiménez.

Incluso, las personas integrantes del comité han sufrido inundaciones en repetidas ocasiones en sus propiedades.

Mientras tanto, por el juicio, deben esperar la resolución final para saber el destino de este espacio.

“Este lugar no es habitable, y hablan de la calle de Venecia quienes reclaman sus lotes, pero es improcedente”, comentó Elsa María del Carmen Vargas López, vicepresidenta del comité ciudadano.

La obra era para evitar inundaciones en el Llano, y otros lados, no obstante, desde su creación en 1972 se formó una  liga de corrupción durante este tiempo ya que, se ha dado en comodato para una liga de béisbol, entre otros.

La tesorera del comité, María Antonieta Jiménez Bolaños, externó que también hay unas tres escuelas que están en riesgo por estar en la zona donde se registra la inundación y personas que han sufrido daños.

“Claro que hay una red de corrupción porque no se puede decir de otra forma, no entendemos sobre el actuar de estas personas porque están realizando actitudes que vienen a afectar”, comentó.

 

Historia

El desbordamiento del río San Felipe en 1972 sobre el jardín Conzatti y otras aledañas, propicia el entubamiento del mismo en la calzada de la República y la construcción de la presa Rompepicos, indemnizando terrenos ocupados en el área de contracción del vaso de la presa y la convierte en zona federal a cargo y custodia de la Secretaría de Recursos Hidráulicos.

Debido a la falta de desazolve se provocan las inundaciones en los años 1989, 1993 y 11 eventos más en las calles de Juanacatlán y José López Alavez.

 

Relacionadas: