Estiman pérdidas de $300 mil por locatario en la Central de Abasto tras incendio
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Estiman pérdidas de $300 mil por locatario en la Central de Abasto tras incendio

A casi un mes del incendio, los comerciantes denuncian olvido gubernamental.

Estiman pérdidas de $300 mil por locatario en la Central de Abasto tras incendio | El Imparcial de Oaxaca

A casi un mes del incendio en el Mercado de Abasto, el monto económico de las pérdidas sigue sin conocerse, pero algunos de los casi 100 concesionarios de la galera de artesanías estiman que estas ascienden a por lo menos 300 mil pesos por afectado. Tras el siniestro del 27 de mayo, en el que se estima que se quemaron más de 300 espacios, el conteo de los propios comerciantes señala que fueron 145 las y los locatarios que perdieron su mercancía y patrimonio. Pero hasta el momento, ni la autoridad municipal ni la estatal han dado a conocer las cifras oficiales.

La tarde de este sábado, la Fiscalía General del Estado informó que el incendio se originó por un cortocircuito durante durante un trabajo de soldadura en uno de los locales. Sin embargo, al igual que la indefinición sobre el monto de los daños, siguen pendientes los apoyos prometidos por el estado para la rehabilitación de la Central de Abasto, de 100 millones de pesos, y de la zona afectada. Aunque para esto último no se indicó cifra alguna.

Al día siguiente del incendio, el gobernador Alejandro Murat se acercó al mercado, en donde dijo que el Gobierno del Estado destinará 100 millones de pesos para el Proyecto Integral de Rehabilitación de la Central de Abasto. En compañía del edil de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, dijo que además se otorgarían otros recursos junto con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) “para la rehabilitación de los locales comerciales dañados por el incendio”.

A casi un mes del incendio, 95 concesionarios de la galera de artesanías, ropa típica, huaraches y otros productos acusaron abandono gubernamental porque no se ha comenzado la rehabilitación de sus locales ni el de sus compañeros de otras áreas que perdieron su patrimonio con el incendio.

El abandono también lo identificaron en la permanencia de los escombros en la zona, ya que personal de la fiscalía les dijo que ya se podían retirar, pues las investigaciones concluyeron esta semana.

Al igual que esto, señalaron omisión de parte de las autoridades municipal y estatal, en tanto consideran que no los atienden porque no pertenecen a una organización social. La mañana de ayer, durante una conferencia de prensa, pidieron la reconstrucción inmediata de sus locales y el otorgamiento de créditos y apoyos económicos para reactivar sus negocios. Asimismo, apoyos para la alimentación de sus familias, pues varios de los afectados son adultos mayores o de grupos en situación de vulnerabilidad.

En tanto se empieza la rehabilitación, pidieron que también se les asigne un lugar temporal y digno para retomar labores. Este sitio sería el estacionamiento del DIF municipal.

Aunque han enviado documentación al cabildo municipal de Oaxaca de Juárez, no han tenido respuesta a sus peticiones, señalaron los afectados, quienes reconocieron que la única respuesta ha sido es del director de gobierno.

Un escrito similar lo enviaron al gobernador del estado, Alejandro Murat, y al presidente del Congreso local, Jorge Octavio Villacaña. Pero hasta el momento no tienen respuestas.

 

Lucran con su desgracia

Además del abandono gubernamental, el grupo de locatarios denunció que personas ajenas a la zona de artesanías han lucrado con su desgracia, logrando apoyos de fundaciones. Ese es el caso del donativo de 8 mil 84 pesos que la fundación Manos que Construyen transfirió a la cuenta de Concepción García Palacios, pero que tenía como destinataria final a la locataria Emigdia. Sin embargo, esta no recibió nada, por lo que la representación dice que “hay otras personas que están lucrando” con la desgracia ajena, y que se trata de “compañeros que no fueron afectados”.

 

 

 

Relacionadas: