Ciclovías de Oaxaca, entre el descuido y riesgo para usuarios | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Ciclovías de Oaxaca, entre el descuido y riesgo para usuarios

A casi un año de inaugurarse, la ciclovía Guelaguetza presenta deterioros en varios puntos del tramo que conecta a la ciudad de Oaxaca con el municipio de Santa Lucía del Camino


Ciclovías de Oaxaca, entre el descuido y riesgo para usuarios | El Imparcial de Oaxaca

A casi un año de inaugurarse, la ciclovía Guelaguetza presenta deterioros en varios puntos del tramo que conecta a la ciudad de Oaxaca con el municipio de Santa Lucía del Camino. Pero esta ruta no es la única que requiere mantenimiento, señala Rubén García, fundador de la asociación civil Mundo Ceiba. 

REGLAMENTO Y CONCIENCIA

Quien por varios años ha impulsado el uso de la bicicleta como opción de traslado en la urbe y zona conurbada, dice que a esta necesidad se suman la de un reglamento y la conciencia social que vea en las calles y vialidades un espacio compartido para quienes usan autos, motocicletas, bicicletas o se mueven a pie.

En julio del año pasado se inauguró la más reciente ciclovía que conecta a la ciudad con Santa Lucía del Camino, en un tramo de 9.4 kilómetros entre la antigua Estación del Ferrocarril y el Centro Cultural y de Convenciones, con puntos intermedios como la Plaza de la Danza, Casa de la Ciudad, el Jardín Labastida, el Centro Cultural San Pablo, el Archivo General y el Panteón General. 

SIN RECURSOS SUFICIENTES

La asociación Mundo Ceiba participó en el proyecto; sin embargo, se le dijo, por parte de las autoridades estatal y municipal, que no había un monto suficiente para pagar una pintura de calidad. Y a eso se sumó la falta de alguien que estuviera pendiente o al frente del proyecto.

Asimismo, que la falta de recurso implicó otros errores, como el que en algunos puntos las líneas fueron pintadas según el criterio de la constructora encargada. 

“En algunos casos hubo que borrar y volver a intervenir, como en la calle Morelos, que tiene un camellón para que circule el agua y la constructora no tomó en cuenta que ese es un espacio muerto, en el que no puede circular una bicicleta”.

MANTENIMIENTO

Pese a ello, García considera que la ciclovía está en condiciones de ser usada. Como esta ruta, expone que otra ciclovía que necesita mantenimiento es la que conecta a Oaxaca de Juárez con los municipios de Santa Lucía del Camino, San Francisco Tutla, Santa Cruz Amilpas, Tlalixtac de Cabrera y Santa María El Tule. “La única parte que puedo afirmar a medias que es una ciclovía es la de avenida Ferrocarril, la que va hacia el árbol del Tule. Falta conectar al Centro Histórico, que es un proyecto que ya se tiene, pero falta que se ejecute”. 

A la falta de mantenimiento de las ciclovías, García observa tramos aislados en algunas rutas, como la del Centro Histórico, en calles como García Vigil y Macedonio Alcalá, pues no conectan con nada. A eso se suma la falta de una señalética que indique la preferencia al ciclista o sanciones para unidades que se estacionen en la ciclovía.

Subraya que las calles y vialidades tendrían que ser espacios compartidos donde convivan peatones y usuarios de unidades de motor o de bicicletas. Buscamos que sean compartidos, no exclusivos, remarca al tiempo de llamar a un trabajo por la cultura vial.


 

Relacionadas: