Taxistas de Oaxaca sufren para cumplir la cuota por contingencia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Taxistas de Oaxaca sufren para cumplir la cuota por contingencia

Taxista de la ciudad enfrenta la falta de usuarios debido a la actual pandemia por coronavirus

Taxistas de Oaxaca sufren para cumplir la cuota por contingencia | El Imparcial de Oaxaca
Limpian el tablero, las puertas, el volante y también utilizan un cubre bocas.

A pesar de mantener su misma rutina de empezar a trabajar en las primeras horas de la madrugada y concluir ya entrada la tarde, don Celestino ha resentido una sensible caída en sus ingresos diarios. 

Taxista de la ciudad, siempre con la disposición de acudir a cualquier servicio, hoy enfrenta la falta de usuarios debido a la actual pandemia por coronavirus.

Muchos empleos y actividades se han suspendido como medida preventiva de contagios, lo que ha afectado los ingresos de muchas personas que requieren seguir trabajando para poder llevar el sustento a sus familias.

De trato amable y afable, aseguró que la actual situación se ha complicado sensiblemente por la pandemia, pues antes de que se presentara realizaba entre 12 y 14 servicios, mientras que ahora si mucho son cuatro. 

“La situación se ha puesto muy delicada para todos, pero en especial para nosotros, ya que casi no hay servicios y pues los ingresos bajan. Es muy difícil cumplir con  la cuenta y con lo que debemos llevar a nuestras casas para nuestras familias”. 

Admitió que existe temor de contagiarse debido a que llevan todo tipo de personas, “es un riesgo, pero debemos llevar dinero a la casa y ni modo. Aquí estamos”.

Como parte de sus protocolos, realiza la limpieza del interior de su vehículo cada que realiza un servicio. Limpia el tablero, las puertas, el volante y también utiliza un cubre bocas.

La misma situación enfrenta Javier, quien con más de 12 años al frente de un taxi, desde hace una semana ha visto caer su ingreso sensiblemente. 

“Hasta antes de que arreciara el coronavirus tenía que entregar 320 pesos diarios de la cuenta y me lleva hasta 250 pesos para la familia. Hoy han bajado la cuenta a 200 pesos, pero sólo me llevo entre 60 y 80 pesos al día”. 

Originario de Santa Cruz Xoxocotlán, casado y con tres hijos, el panorama lo dibuja negro, pues lo que menos hay son personas en la calle que quieran algún servicio. 

“Cada día que pasa es menor la cantidad de personas que requieren usar un taxi, representando esto un golpe duro para la economía de todos nosotros. Ahorita lo podemos sobrellevar, pero quien sabe más adelante”.

Con 42 años de edad, indicó que su jornada de trabajo empieza a las 04 horas y termina a las 15 horas. “Debemos de tener la cuenta lista, que antes era de 320 pesos, y ahora bajó a 200 pesos, pero con el carro limpio y el tanque de gasolina lleno”.  

Agregó: “Aquí no hay días de descanso, no hay vacaciones, ni Seguro Social ni ninguna prestación. Si te enfermas todos los gastos corren por tu cuenta, así que ahora con lo del coronavirus pues hay miedo, pero también hambre”. 

 

Relacionadas: