Urbaneros desamparados por concesionarios durante contingencia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Urbaneros desamparados por concesionarios durante contingencia

Sin salario y sin ayuda alguna que les permita subsistir durante la emergencia sanitaria, al menos 500 choferes del transporte urbano que opera en la ciudad de Oaxaca y zona conurbada, fueron obligados por los concesionarios a entregar las unidades para ser resguardadas.

Urbaneros desamparados por concesionarios durante contingencia | El Imparcial de Oaxaca

Por temor a represalias, los urbaneros que denunciaron el abuso por parte de los patrones, la empresa y de los dirigentes del sindicato en que pertenecen, prefirieron el anonimato, pues también les advirtieron que de presentar alguna denuncia podrían ser despedidos.

“Nos abandonaron, algunos compañeros dejaron de trabajar desde hace una semana y a otros les quitaron los camiones a partir de este fin de semana, lo que nos han dicho es que en esta semana solamente van a trabajar alrededor del 50 por ciento de la flotilla y si sigue bajo van a sacar otras unidades”.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Movilidad (Semovi), en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), operan 861 camiones del transporte urbano aglutinados en 4 empresas, de los cuales 500 han dejado de prestar temporalmente sus servicios debido a la contingencia sanitaria.

“Solicitamos la intervención del Gobierno del Estado, de la Semovi porque los concesionarios nos dejaron botados, ni siquiera para la despensa nos dieron, a parte tenemos que pagar deudas y darles de comer a nuestras familias”, denunciaron los operadores.

El concesionario de uno de los operadores que denunció la falta de atención por parte del patrón, pertenece a la empresa Choferes del Sur y Urbanos de la ciudad de Oaxaca que dirige Alejandra Gómez Candiani.

“Como nosotros, así deben estar los compañeros que están en las otras empresas, ni el sindicato a la que pertenecemos se hizo responsable que es la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), pero cada semana aunque no trabajemos nos están exigiendo 20 pesos por cuota”.

Expuso que en la última semana que le tocó laborar, “apenas salía para el diésel que son mil 900 pesos para llenar el tanque y de un mínimo de  mil 900 que entregábamos como cuenta diaria al patrón solamente salía como 100 o 150 y para nosotros apenas salían entre 50 y 100 pesos cuando bien nos iba, pero ahora que nos quitaron los camiones nos quedamos sin un peso”.

De continuar con esta situación, señaló que sus compañeros no descartan realizar alguna protesta para demandar la atención de los patrones, empresarios, sindicato y de las mismas autoridades estatales.

 

Relacionadas: