Se retiran Codep y ambulantes del Zócalo de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Se retiran Codep y ambulantes del Zócalo de Oaxaca

A dos días de que entrara en vigor la fase 2 de la contingencia sanitaria por el Covid-19, el Zócalo de la ciudad de Oaxaca era un enorme tianguis.

Se retiran Codep y ambulantes del Zócalo de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Después de una semana de protestas en la Zona Metropolitana de Oaxaca (ZMO), integrantes del Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep), levantaron su plantón en el Zócalo de la ciudad capital.

Ante la amenaza de ser desalojados por la fuerza pública debido a la contingencia sanitaria, los manifestantes decidieron realizar un receso a sus bloqueos que llevaron a cabo en los diferentes cruceros de la zona conurbada.

Con ellos también se retiraron varios ambulantes que se habían instalado de manera irregular en el primer cuadro del Centro Histórico; además de los juegos mecánicos y sanitarios a cielo abierto que colocaron en el Zócalo.

“Determinamos realizar un receso a nuestras manifestaciones, si el gobierno no cumple con las demandas como la exigencia de justicia vamos a regresar, basta de impunidad a los asesinatos de los compañeros defensores de los indígenas”, señalaron.

Durante la tarde de este miércoles, intentaron secuestrar autobuses de primera clase para poder trasladarse a sus comunidades de origen; sin embargo, mediante un operativo de los elementos de la Guardia Nacional y Policía Estatal, lograron detener estas acciones.

Las autoridades municipales, estatales y federales, informaron que los operativos continuarán durante este jueves, en el cual se invitará a todos los comerciantes ambulantes a retirarse de las calles del Centro Histórico para prevenir la propagación del Covid-19.

TIMABAN A TURISTAS

 “Le regalo un boleto para que juegue la lotería, preséntelo en el mostrador para que se lo hagan válido sólo por hoy, puede ganar muchos premios como pantallas”, así invitaban los enganchadores de un puesto de loterías en la parte norte del Zócalo.

Este establecimiento contaba con al menos 20 trabajadores, en su mayoría jóvenes que invitaban a los ciudadanos a los juegos, en el cual se puede iniciar con el papel obsequiado y, posteriormente, continuar con un boleto con un costo que va desde los 25 pesos.

“Prácticamente, me quitaron 80 pesos, inicié con 30 pesos y luego con 50 pesos, fui perdiendo y me estaban convenciendo que siguiera jugando… finalmente entendí que es como el juego de dónde quedó la bolita”, explicó uno de los ciudadanos afectados.