Automovilistas de Oaxaca, prefieren dar mordidas antes que ser multados
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Automovilistas de Oaxaca, prefieren dar mordidas antes que ser multados

En la zona de los mercados es donde más suelen estacionarse en doble fila.

  • Automovilistas de Oaxaca, prefieren dar mordidas antes que ser multados
  • Automovilistas de Oaxaca, prefieren dar mordidas antes que ser multados

Automovilistas que infringen el reglamento de tránsito por estacionarse en doble fila en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, señalaron que en algún momento han recurrido a los actos de corrupción para evitar pagar la multa.

Dos de cada 5 conductores consultados en el primer cuadro de la capital que se encontraban estacionados en doble fila, señalaron haber evitado el pago de las infracciones mediante un acuerdo mutuo con los agentes de vialidad.

“En alguna ocasión me estacioné en la calle de García Vigil, donde están los bancos, no escuché el silbato de los agentes y cuando llegué ya me habían retirado la placa. De manera amable les pedí que me la devolvieran porque les quería pagar en ese mismo instante la multa”.

El conductor, que prefirió omitir sus generales, refirió que los agentes de vialidad aceptaron devolverle su placa con una cantidad menor a lo que se paga en las cajas recaudadoras del ayuntamiento, “claro sin comprobante alguno”.

Otro de los consultados fue un operador del transporte público en su modalidad de taxi, quien también aceptó que en varias ocasiones ha tenido que recurrir a esta práctica para evitar las multas.

“No te puedo decir cuánto, pero depende de quién te toque. Me pasó sobre la calle de Morelos cuando fui a recoger a un cliente en el hotel, en lo que bajamos sus maletas ya estaba el agente de tránsito; algunos no te dicen nada, pero en ese momento resulta que estaban realizando sus recorridos”.

Comentó que sin pensarlo “le di para el refresco porque si me hubiera infraccionado todo lo que uno saca al día se va en eso, cuando nos pasa no pensamos que pueda ser algún acto de corrupción o ilegal”, añadió el trabajador del volante.

Agentes de la Policía Vial Municipal que recorren las calles más conflictivas por doble fila en el Centro Histórico de la ciudad, señalaron que la multa por estacionarse en doble fila es de mil 200 pesos, con un descuento del 50 por ciento en caso de pagarse antes de los 15 días hábiles.

“No podemos negar que no pasen estas cosas en las calles porque algunos conductores se ponen muy agresivos, tampoco podemos infraccionarlos a la primera o evitar entender la situación de cada uno de ellos”, señalaron los agentes.

 

Relacionadas: