Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital

En los últimos 10 años, el Gobierno del Estado ha invertido varios millones de pesos en compra de terrenos, pero pobladores han frenado reubicación.

  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital
  • Fracasan proyectos para reubicar basurero de la capital

Para los representantes de las Colonias Unidas que se encuentran en las inmediaciones de la agencia municipal de Vicente Guerrero, Zaachila, la vida útil del basurero municipal ya llegó a su límite y no permitirán una nueva ampliación.

Después del anuncio del secretario del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), Samuel Gurrión Matías, de cancelar el proyecto de Gestión de Residuos Sólidos de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca que se realizaría en el municipio de San Andrés Zautla y las pretensiones de ampliar el actual tiradero, nuevamente se avecina un conflicto social por el destino final de los desechos.

En la asamblea en la que participaron 22 colonias aledañas al basurero municipal, como: Impulso, Cuatro Milpas, El Manantial, Del Bosque, Gotera, Ampliación Guardado, Cuatro de Julio, Hermosa Provincia, Rancho Viejo, Santa Isabel, Zaachila Segundo, Arboledas, Cosijopí, entre otras, determinaron por mayoría no permitir un proyecto de ampliación del basureo.

Los representantes informaron que hasta el momento la Semaedeso no ha presentado la propuesta de la supuesta ampliación, ya que actualmente los predios recuperados se encuentran en resguardo de las Colonias Unidas.

“Por mayoría las colonias determinaron impedir la ampliación del basurero porque en la zona donde fueron desalojados los integrantes del Frente Popular 14 de Junio, ya existe un proyecto para construir un panteón municipal”, afirmaron los asistentes de esta asamblea celebrada en la parte baja de la agencia.

Además determinaron otorgar un plazo de hasta cuatro meses al gobierno estatal para presentar nuevas alternativas, de lo contrario analizarán la realización de bloqueos y la clausura del basurero municipal.

“Los compañeros decidieron rechazar este anuncio que hizo Samuel Gurrión a través de los medios de comunicación, porque para empezar ni ha consultado a toda la población y solamente cuenta con el aval de las colonias El Renacimiento y la Guardado, la gente se opone porque el tiradero está descuidado y contaminando el medio ambiente”, afirmaron los líderes de las Colonias Unidades.

Ampliación y servicios básicos, otras de las demandas

Para los integrantes de la Unión de Pepenadores de Oaxaca, la ampliación del basurero municipal es viable para las familias que viven de esta actividad y podría ser avalado por el resto de la población si se acompaña con proyectos integrales.

“En todas las colonias aledañas al basurero existen muchas necesidades de servicios básicos como agua, luz, drenaje, salud, alumbrado público, caminos, pavimentación, escuelas, entre otras y de atenderse de manera integral la gente no se va oponer a eso”, señaló Pedro García Calvo, quien por años se ha dedicado a pepenar entre los residuos que se depositan en el tiradero de Zaachila.

La Unión está integrada por 187 recolectores que diariamente separan diversos materiales como PET, plástico, cartón, aluminio, acero y todo lo que se pueda reutilizar para comercializarlo en el mercado local.

“De esta actividad dependen muchas familias, incluso la basura es lo que mueve la actividad comercial en muchas de las colonias aledañas porque los operadores de los camiones consumen en las tiendas y restaurantes”.

García Calvo consideró que de ampliarse el basurero, el gobierno estatal también debe contemplar otras mejoras como el acceso principal que actualmente se encuentra abandonado, sin alumbrado y repleto de desechos.

“Desde mi punto de vista se debe plantear esta opción con un proyecto integral para la población y no solamente como una ampliación, porque en los últimos años las autoridades han negociado con los líderes de las colonias y dejan en el olvido a la gente por eso muchos se oponen que continué operando el basurero”, refirió.

Sin educación ambiental no habrá solución

Gerardo AldecoPinelo, presidente del Consejo Temático Municipal de Medio Ambiente y Coordinador del Colectivo de Organizaciones Ambientalistas de Oaxaca (COAO), señaló que para solucionar el problema de los basureros y la basura, se deben crear programas de educación ambiental.

“Para que este tema no se convierta es un problema para la población y para las autoridades, deben de empezar con la separación de la basura desde las escuelas, dependencias y en las colonias donde recorren los camiones recolectores, de otra forma nadie aceptará un relleno sanitario en su jurisdicción o la ampliación del actual basurero”.

AldecoPinelo señaló que la falta de una educación ambiental genera graves consecuencias en el medio ambiente como la contaminación de los mantos acuíferos. “Existen estudios que un mal manejo de los residuos genera lixiviados que terminan por filtrarse en el subsuelo y estos líquidos son generados por la falta de separación de los desechos”.

Responsabilidad compartida

Clemente de Jesús López, subsecretario de Medio Ambiente del municipio de Oaxaca de Juárez, expuso que para resolver el problema que enfrenta el basurero municipal, se deben realizar acciones compartidas desde el ámbito local, estatal y federal.

“Somos una entidad de carácter normativo, no tenemos acciones de tipo ejecutivo como Servicios Municipales, pero estamos realizando programas de educación ambiental en las escuelas, también hemos estado trabajando con los trabajadores de limpia para que vayan realizando la separación de la basura”.

Reconoció que el problema más importante que se debe resolver a corto plazo es el destino final de los desechos. “Actualmente tenemos un problema muy grave que es el tiradero municipal, pero desde su apertura este lugar comenzó a operar solamente para el municipio de Oaxaca de Juárez pero ahora los municipios conurbados también lo utilizan y ya es insuficiente, por eso ya se requiere de un depósito final de los residuos”.

“Es una de las partes que se debe resolverse de manera conjunta entre los municipios, el gobierno del estado y la federación, de nuestra parte estamos impulsando programas de educación ambiental y el manejo de los residuos, estamos trabajando en la reutilización de la basura, si la gente tuviera una mejor educación ambiental comprendería que la basura puede generar dinero pero por ahora es un dinero que se tira”, destacó el funcionario municipal.

Municipios frenan proyectos de reubicación

En los últimos 10 años, el gobierno estatal ha destinado al menos 10 millones de pesos para la adquisición de terrenos y proyectos que se han realizado en diversos municipios conurbados como en Ocotlán de Morelos, San Martín Tilcajete y San Andrés Zautla, pero las autoridades y los habitantes de estas comunidades han rechazado la reubicación del basurero.

En 2010, las autoridades adquirieron 50 hectáreas de terrenos en el paraje Boluda, ubicado en Tocuela, Ocotlán, pero mediante protestas en el palacio municipal de esta comunidad, los pobladores rechazaron el proyecto.

En 2016, se presentó la segunda propuesta en un predio con 60 hectáreas en el municipio de San Martín Tilcajete, pero nuevamente fue rechazada por las autoridades ejidales, municipales y habitantes de este pueblo de artesanos.

En 2019, la Semaedeso anunció un nuevo proyecto denominado “Gestión de Residuos Sólidos de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Oaxaca”, que se llevaría a cabo en un predio de más de 40 hectáreas ubicado en San Andrés Zautla, en el valle eteco.

Pese a la inversión realizada para este proyecto de más de 3.2 millones de pesos, durante su comparecencia, el secretario de Medio Ambiente, Samuel Gurrión Matías, anunció su cancelación y la ampliación del actual basurero.

Historia del tiradero

Según datos de las autoridades estatales en los años 80, el municipio de Oaxaca de Juárez adquirió 17 hectáreas de tierras comunales a la comunidad de Zaachila para ocuparse como basurero.

En 2009 este espacio culminó su vida útil y después de detectar una severa contaminación por lixiviados y emisiones de gases de invernadero, la Procuraduría Federal Protección al Ambiente (PROFEPA), clausuró este espacio.

Para extender su vida útil y evitar más contaminación en ese mismo año el gobierno municipal adquirió otras seis hectáreas de tierras y en 2011 con una inversión de 160 millones de pesos, la empresa Sistemas de Ingeniería y Control Ambiental (SICA), convirtió en este lugar en un relleno sanitario donde construyeron áreas verdes y celdas para generar biogás.

El buen manejo de los residuos generó extender su vida útil hasta el 2016, pero las seis hectáreas de predios que se habían adquirido en 2010 fueron invadidas por los integrantes del Frente Popular 14 de Junio, quienes fueron desalojados por habitantes de las Colonias Unidas en 2017.

A la fecha estas seis hectáreas que pretende ocupar el gobierno estatal para ampliar el basurero, se encuentran en reguardo de los representantes de las colonias, quienes anunciaron que no permitirán su ampliación.

Acusaron que tras la salida SICA, las empresas que actualmente realizan el manejo de los residuos descuidaron el relleno sanitario y ahora la zona se ha convertido nuevamente en un tiradero a cielo abierto con lixiviados y emisión de gases de efecto invernadero.

 

Relacionadas: