Municipio de Oaxaca consideró que ambulantes son el color de la ciudad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Municipio de Oaxaca consideró que ambulantes son el color de la ciudad

El comentario del edil generó malestar en el comercio formal que sí paga impuestos

Municipio de Oaxaca consideró que ambulantes son el color de la ciudad | El Imparcial de Oaxaca

Para el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, la mayoría de los comerciantes ambulantes que se encuentran en la vía pública son artesanos que dan color y atractivo a la ciudad capital.

“Aunque llegáramos a reubicarlos o a reordenarlos en el mejor de los casos, las personas que vienen a Oaxaca no solamente lo hacen por los inmuebles, sino también por su gente, mucha de esta gente son nuestros artesanos, en ese sentido no le vamos a quitar el color y el atractivo que tiene nuestra ciudad únicamente porque unos quisieran verla vacía”, afirmó el edil.

Estos comentarios de García Jarquín han generado polémica entre los comerciantes formales y artesanos oaxaqueños que se encuentran en el Centro Histórico de la ciudad, quienes pagan puntualmente sus impuestos.

“Lo que se vende en los puestos informales son artesanías que vienen de otros países como China y Guatemala, también hay de otros estados como Chiapas, Guerrero y el Estado de México, lo malo de esto es que a los turistas los engañan haciéndoles ver que son hechos por oaxaqueños cuando en realidad son productos de mala calidad”, señaló el artesano Pedro de los Reyes Juárez, quien desde hace 40 años comercializa sus productos en el Mercado de Artesanías.

Expuso que el ambulantaje representa una competencia desleal para quienes pagan puntualmente sus impuestos como continuación de operaciones, aseo público y todo lo que conlleva mantener un puesto en el mercado.

“En la desesperación de que la misma autoridad ha permitido que las calles estén totalmente invadidas de puestos, muchos de nuestros compañeros han decidido introducir ropa que provienen de otros estados para poder competir con el ambulantaje porque ellos ofrecen sus productos a un costo más bajo, precisamente porque son de mala calidad y no pagan impuestos”, destacó.

Durante las vacaciones de diciembre-enero, las autoridades otorgaron permisos para la colocación de puestos informales en el Andador Turístico y a la fecha varias casetas permanecen en la primera y segunda de Macedonio Alcalá, a un costado del Templo de Santo Domingo de Guzmán.

El aumento del comercio informal también se puede observar en el Jardín El Pañuelito y en la Plazuela de Carmen Alto, zonas que actualmente se encuentran totalmente invadidas.

 

Relacionadas: