Planean ampliar el tiradero municipal en colonias de Zaachila
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Planean ampliar el tiradero municipal en colonias de Zaachila

Ante rechazo de otras comunidades de Valles Centrales de aceptar el nuevo basurero; colonos advierten movilizaciones


  • Planean ampliar el tiradero municipal en colonias de Zaachila
  • Planean ampliar el tiradero municipal en colonias de Zaachila

Habitantes de las Colonias Unidas aledañas al tiradero municipal de Zaachila alertaron sobre la intención de la Secretaría del Medio Ambiente y Energía de Oaxaca (Semaedeso) de ampliar el basurero siete hectáreas, sin el aval de los pobladores afectados.

Al respecto, Jesús Niño Morales, presidente de la colonia Rancho Viejo externó que al día de hoy ningún funcionario de gobierno se ha acercado a mostrarles un programa integral para el manejo de residuos.

Enfatizó que al verter más de mil 400 toneladas de basura todos los días la contaminación del medio ambiente en la zona es brutal, dado que no se le da ningún tipo de tratamiento o mitigación.

“La molestia de los pobladores de las 33 colonias cercanas al tiradero es por el paso del arroyo de lixiviados, el cual se ha infiltrado en la tierra y contamina el agua y en época de lluvias anega los terrenos ubicados en la parte baja”, relató.

De igual manera añadió que una ampliación es inaceptable por parte de los colonos debido a que no hay ningún tipo de beneficio para los habitantes y carecen de todo tipo de servicio público.

Adelantó que el fin de semana se reunirán para determinar las acciones a tomar de forma conjunta ante la posibilidad de una ampliación del tiradero municipal por parte de la dependencia que encabeza el priista Samuel Gurrión Matías.

“Sólo dos personas quieren avalar el proyecto de ampliación en terrenos de lo que fuera la colonia Bicentenario, entre estos, el presidente de la colonia Renacimiento, Valentino Sarmiento y el presidente de Bienes Comunales de Zaachila, Juvenal Martínez”, denunció.

Citó afectaciones en colonias como Manantial, el Bosque, Lomas de la Cuesta, Rancho Viejo, Arboleda, Campo Real, Santa Isabel y el arroyo de lixiviados que escurre del basurero impacta a unos 10 mil pobladores, adultos, menores de edad y adultos mayores.

En caso de imponerse la ampliación y no buscarse soluciones integrales para el tratamiento correcto de los desechos sólidos por parte de Gurrión, emprenderían movilizaciones y protestas.

 

NO SE PUEDE NI CAMINAR

A su vez, Hortensia Ramírez García, madre de familia y habitante de la colonia Arboledas solicitó la construcción de un puente peatonal en la zona para poder cruzar el arroyo que crece en la época de lluvias y hace intransitable la zona.

“Cuando empiezan las lluvias comienza a escurrir el líquido contaminante y se hace una laguna y por eso en varios días no podemos pasar y los niños no llegan a la escuela”, anotó.

Ramírez explicó que los olores son insoportables en la época de calor y desde ahora en la madrugada el aire es denso, lo que genera complicaciones para quienes habitan cerca del tiradero.

En tanto, Orfa Canseco, presidenta de la colonia Arboledas, Zaachila relató que las aguas negras del arroyo y las plagas que surgen hacen complicada la situación en la zona para quienes se ven en la necesidad de vivir ahí.

¿Quién quisiera habitar por aquí?, pues nadie, responde, mientras afirma que “somos personas de escasos recursos y trabajamos en lo que podemos para tener un poco de servicios, gracias a la organización vecinal se ha metido la luz, pero de agua y drenaje, ni sus luces”.

“Se detectaron muchos casos de dengue hasta antes de la llegada del frío y ahora las enfermedades respiratorias son una constante, por eso pedimos el apoyo de las autoridades estatales y municipales para tener servicios básicos”, dijo.

Subrayó que con el apoyo de las colonias cercanas y de Rancho Viejo se vieron obligados a colocar un bordo en las orillas del arroyo para evitar el desborde de los lixiviados y con ello habilitar un paso provisional, “sabemos que la basura nadie la quiere, pero no por eso debemos cargar con todo el peso y las consecuencias”.


 

Relacionadas: