La pobreza reina en San Felipe Tejalápam
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

La pobreza reina en San Felipe Tejalápam

Esta comunidad perteneciente al valle de Etla se caracteriza por el difícil acceso al agua, además de casí carecer de servicios básicos.

La pobreza reina en San Felipe Tejalápam | El Imparcial de Oaxaca

LA COMUNIDAD

7 mil

800 habitantes tiene San Felipe Tejalápam

25.90%

tiene rezago educativo.

20%

tiene carencia por servicio de salud

9.30%

tiene carencia por hacinamiento en vivienda

99%

tiene carencia por drenaje

La pobreza es palpable en Tejálapam

Para Catalina Elvira Pérez, presidenta del comisariado de Bienes Comunales de San Felipe Tejalápam, en este municipio la pobreza se percibe en el aire, en la tierra y en el agua, la poca que hay.

“No tenemos agua, es uno de los tantos problemas que nos aquejan, lo que tenemos la sacamos de los pozos, que nos han dicho que lo quieren privatizar”, dice la comisariado sobre los rumores de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) privatizaría el agua.

La migración ha mermado la población, pues los medios de producción son inexistentes en esta comunidad del Valle de Etla. Esto ha provocado que muchas personas se dediquen a la extracción de material pétreo en el río Atoyac, lo que ha acrecentado la falta de agua, ya que el afluente ha cambiado su curso.

“No hay medios de producción y mucha gente se va a los Estados Unidos y así es como se mantienen y algunas personas pueden construir sus casas; gran parte de la población vive en casas de lámina”, señala la funcionaria municipal.

Catalina Pérez, como comisariada, habla como si el Gobierno del Estado o el Federal fueran cosa de otro mundo, muy alejados de su realidad, piensa que tienen capacidad para solucionar los problemas de la comunidad, pero que no quieren hacerlo.

De acuerdo al Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2018, San Felipe Tejalápam es un municipio con un alto grado de marginación, en donde el rezago educativo y a la vivienda son comunes.

“Se identifica la necesidad de reforzar la orientación del gasto al abatimiento de las carencias en las que el municipio aún presenta rezagos respecto al promedio estatal: carencia por servicio de drenaje en la vivienda, carencia por acceso al agua entubada en la vivienda y carencia por material de muros en la vivienda”, señala el informe.

Agua a cuenta gotas

Un arroyo seco separa a San Felipe Tejalápam de San Lorenzo Cacaotepec, aquí vive Rocío, quien a sus 29 años ha formado una familia con su esposo y sus hijos. Las cuatro personas viven en un pequeño terreno, de 150 metros cuadrados, heredado por su madre.

Pero a lo que Rocío más le preocupa es la falta de agua, pues sólo cuenta con un tinaco con capacidad para mil litros del vital líquido, en donde almacena agua cuando puede. “Un tinaco nos cuesta 170 pesos y ocupamos dos a la quincena”, afirma Rocío, mientras lava y el agua que sale de la ropa sucia la almacena para regar las plantas o barrer el patio.

Unos cuantos postes de luz es el único servicio con el que la calle de Rocío cuenta, “y eso fue una cooperación entre todos los vecinos”, afirma la joven ama de casa, “al estar entre los dos municipios nadie nos hace caso”.

El esposo de Rocío es vendedor de tortillas y gana un salario semanal de mil 200 pesos que tiene que alcanzar para los alimentos, para los útiles y para uno que otro lujito, dice Rocío.