Unidad Habitacional Pozas Arcas de Oaxaca, entre la invasión y la inseguridad
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Unidad Habitacional Pozas Arcas de Oaxaca, entre la invasión y la inseguridad

Las canchas en discordia fueron construidas antes de que se edificara la Unidad Habitacional


  • Unidad Habitacional Pozas Arcas de Oaxaca, entre la invasión y la inseguridad
  • Unidad Habitacional Pozas Arcas de Oaxaca, entre la invasión y la inseguridad
  • Unidad Habitacional Pozas Arcas de Oaxaca, entre la invasión y la inseguridad

Sobre el conflicto que se vive por el espacio deportivo de la Unidad Habitacional Pozas Arcas, ubicada entre las colonias Aurora y La Cascada, ciudadanos sospechan que detrás de ello podría haber intereses políticos.

En una consulta realizada a vecinos de la colonia Aurora y vecinos de la Unidad, difieren en sus opiniones respecto a la ocupación de dicho espacio, mientras algunos aseguran que las canchas que se encuentran en la zona son de uso público, otros mencionan que únicamente pertenece a los habitantes de Pozas Arcas.

Ciudadanos con más de 40 años de residencia en el lugar, señalaron que las canchas en discordia fueron construidas antes de que se edificaran las casas de la Unidad Habitacional, sin embargo, durante muchos años ni los representantes de la colonia Aurora, mucho menos de la colonia La Cascada se hicieron cargo de su mantenimiento.

“Antes de la Unidad se construyó la cancha, hace 30 años se estableció que la colonia Aurora tenía que empezar de la calle Mártires de Río Blanco para arriba y la colonia La Cascada del Río Blanco hacia abajo, entonces ya no se supo quién debería hacerse cargo del fraccionamiento, la inseguridad creció y ninguna de las dos colonias intervino”, señaló una de las vecinas que se mantiene al margen del conflicto.

Los representantes de la Unidad señalan que la Comisión Ejecutiva del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste), adquirió mediante un contrato de compraventa la fracción del terreno urbano con una superficie de 30 mil 549.69 metros cuadrados, lo que confirma que los terrenos donde se ubican las canchas pertenece al fraccionamiento.

Explican que en 1985, Fovissste concluyó y entregó las viviendas ubicadas en esta Unidad, más tarde en 1987 se colocó un portón como medida de seguridad para los colonos, sin embargo, hace más de 10 años el portón dejó de funcionar por el descuido de los mismos inquilinos.

Con el libre acceso a todo el público las canchas fueron ocupadas para los habitantes de las colonias aledañas, pero debido al aumento de la inseguridad como ocurre en varias agencias municipales, hace dos años los vecinos de la Unidad decidieron nuevamente habilitar el portón y construir un módulo de seguridad para disminuir los altos índices delictivos.

“En los fines de semana venían personas ajenas a la colonia, podían utilizar sin ningún problema las canchas pero algunas personas sólo venían a ingerir bebidas alcohólicas y a delinquir, los coches amanecían sin llantas y a cada rato se denunciaban asaltos contra los transeúntes”, señalaron los vecinos.

Ante esta situación a finales de 2015 tomaron la determinación de contratar un guardia de seguridad privada e impedir el acceso a todo el público, dos años después un grupo de personas, algunas de la colonia y otras de diferentes agencias municipales realizaron una manifestación para exigir la reapertura de la unidad deportiva.

“Todos tienen la razón, unos quieren entrar porque quieren jugar, pero los ciudadanos que viven en la Unidad Habitacional temen por su seguridad, los que deben dialogar en este caso deben ser las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez”, comentaron los colonos.

Por el momento, las partes involucradas prefirieron no emitir alguna declaración al respecto, pero los ciudadanos que no tienen nada que ver con el conflicto ven intereses políticos, pues este caso se reactiva dos años después que se tomó la determinación de cerrar el uso público de las canchas.

“Estas personas que quieren hacer uso de las canchas pensaron que las actuales autoridades municipales los iban a ayudar, pero no fue así porque los representantes de la Unidad Habitacional cuentan con todos los documentos en regla que señala que las canchas pertenecen al fraccionamiento”, detallaron los colonos.

Por ello, los vecinos que tienen sus viviendas entre la primera y segunda sección de la colonia Aurora hicieron un llamado a las autoridades municipales, para que sin ningún tinte político busquen el diálogo para destrabar la problemática.

“Cuando todos tienen la razón, los que deben intervenir pero de manera imparcial son las autoridades municipales”, apuntó uno de los vecinos de la colonia Aurora.


 

Relacionadas: