A medias, prohibición de unicel en Oaxaca de Juárez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

A medias, prohibición de unicel en Oaxaca de Juárez

Pese a la contaminación que presenta el uso de poliestireno expandido, los oaxaqueños tampoco muestran disposición para evitarlo, toda vez que se reúsan a cargar envases reutilizables para colocar la comida que solicitan para llevar


A medias, prohibición de unicel en Oaxaca de Juárez | El Imparcial de Oaxaca

A unos días de que se prohibiera el uso de envases de unicel en la venta y entrega de alimentos en establecimientos comerciales, esta situación no aplica a los vendedores de mercados, que siguen en su utilización sin problema alguno.

Autoridades del ayuntamiento capitalino señalaron que las sanciones solo serán a los comercios establecidos como restaurantes o fondas, entre otros, pero no a aquellos comercios en el interior de los mercados, donde sigue la venta de comida y bebidas en platos y vasos de unicel.

Pese a la contaminación que presenta el uso de poliestireno expandido, los oaxaqueños tampoco muestran disposición para evitarlo, toda vez que se reúsan a cargar envases reutilizables para colocar la comida que solicitan para llevar.

Mientras que en Oaxaca de Juárez la prohibición solo es para determinados establecimientos, en otros municipios como San Bartolo Coyotepec, el reglamento aplica tanto a restaurantes y fondas, como a puestos fijos en mercados y tiendas, entre otros más.

Sin embargo, en Oaxaca de Juárez, la disposición publicada en la Gaceta Municipal no aplica para su venta en tiendas departamentales ni tiendas de autoservicio, “debido a que la norma es exclusivamente para que los comercios no expendan los productos en unicel”.

En algunos de los mercados de la Ciudad, se observan varios puestos de comida con grandes bolsas de platos y vasos de unicel de diferentes tamaños, que son entregados a los consumidores en su compra de “memelas”, “chocolate”, “atole”, “tamales”, entre otros que requieren de recipientes para su consumo.

Algunos de los vendedores en mercados justificaron el uso de estos recipientes que contaminan el medioambiente, “porque los clientes no llevan sus termos o alguna vasija donde puedan llevar la comida”.

“Si nosotros no tenemos dónde darles lo que quieren llevar, entonces no vendemos”, expuso una vendedora de comida del mercado zonal de Santa Rosa, que destacó la necesidad de que los consumidores también tomen conciencia de este problema.


 

Relacionadas: