Vigente la prohibición de unicel en la ciudad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Vigente la prohibición de unicel en la ciudad de Oaxaca

Esperan que el cambio se dé paulatinamente y la sociedad deje de usarlo y comprarlo


Vigente la prohibición de unicel en la ciudad de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Desde el pasado 1 de octubre entró en vigor la reforma al artículo 16 del Reglamento para el Funcionamiento de Establecimientos Comerciales del Municipio de Oaxaca de Juárez, que establece la prohibición del uso de envases de Poliestireno Expandido (EPS) o unicel en la venta y entrega de alimentos.

La disposición publicada en la Gaceta Municipal no aplica para su venta en tiendas departamentales, debido a que la norma es exclusivamente para que los comercios no expendan los productos en unicel, por lo que se espera que el usuario deje de comprarlo de manera paulatina.

Con antelación el ayuntamiento capitalino realizó un trabajo de socialización para que ningún comerciante se sienta sorprendido o agraviado y cumpla con la normatividad.

Además, el unicel también contamina los alimentos pues al calentar la comida en el microondas se liberan sustancias como las dioxinas que son capaces de causar envenenamiento y cáncer.
Con esta norma también se cumple lo establecido en el artículo número 71 del Reglamento de Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental de este municipio, que considera como criterio que “el Ayuntamiento y la sociedad prevenga la contaminación del suelo así como controlar los residuos que constituyan la principal fuente de contaminación”.

Oaxaca de Juárez se une a un contado grupo de comunidades oaxaqueñas que han adoptado estrategias similares en favor del medio ambiente tales como San Bartolo Coyotepec, Santo Tomás Jalieza, Cuilápam de Guerrero, Santa Catarina Lachatao, entre otras.

De acuerdo con estudios, calentar la comida en el microondas es algo común en la actualidad, pero usar recipientes de unicel resulta nocivo a largo plazo.

Cuando este material es desechado, se crea una gran cantidad de desperdicios. La Procuraduría Federal del Consumidor estima que en México se producen cerca de 8 millones de toneladas anualmente.

Además de contaminar la comida, una vez que se desecha el unicel ocasiona fuertes daños al medio ambiente, tales como contaminación del agua y aire, provocando desequilibrios a los ecosistemas.

El unicel es uno de los materiales químicos que tarda más en degradarse, se estima que su duración es de 100 años; además, los compuestos derivados del poliestireno son sumamente tóxicos y capaces de dañar la capa de ozono que nos protege de los rayos UV. Sus peligros no deben pasar desapercibidos, así que dejar de utilizar este tipo de materiales a la hora de comer evitará dañar tu salud y el medio ambiente en general.


 

Relacionadas: