“Se llevaron todo, mataron a los perros antes de quemar nuestras casas” | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

“Se llevaron todo, mataron a los perros antes de quemar nuestras casas”

En el ataque contra el Frente 14 de Junio, habitantes de la agencia municipal acabaron con casas de integrantes que jamás participaron en actividades de la organización; no solo eso, se llevaron las cosas de valor y asesinaron animales.


“Se llevaron todo, mataron a los perros  antes de quemar nuestras casas” | El Imparcial de Oaxaca

“Nosotros somos gente de bien, toda la vida hemos trabajado para lograr lo que ya habíamos logrado en la colonia, no le hacemos daño a nadie y solo por eso nos querían matar, nos dejaron sin nada, quemaron nuestras casas”…

…El relato es de la señora Guadalupe Ortiz, una de las integrantes del Frente 14 de Junio que ayer dejó su casa tras la agresión de habitantes de la agencia Vicente Guerrero que ayer le quitaron todo, incluso a sus animales de traspatio y a sus mascotas.

Ella, asegura, es integrante de la organización, porque lo es todo aquel que compra un lote, pero nunca participó en las manifestaciones ni actos vandálicos.

El lunes fue un día atípico en esta agencia fundada por la invasión de un terreno que adquirió el municipio capitalino.

Testigos de vecinos señalan que los guardias de la colonia, halcones del FP 14 de Junio que rastrean a todo aquel que pretende entrar a “su territorio” estaban ausentes.

Los líderes de la organización, que habitan las colonias Che Guevara, Francisco Villa y Bicentenario, fueron los primeros en huir cuando comenzó el ataque de los habitantes de la cabecera municipal de la Vicente Guerrero.

La historia de la invasión

A principios de la década de 1980 el municipio de Oaxaca de Juárez adquirió un predio de 17 hectáreas a la comunidad de la Villa de Zaachila, mismo que fue utilizado como basurero a cielo abierto.

Localizado a 16 kilómetros de la capital del estado, fue la zona ideal para acumular todos los desechos que se producían en Oaxaca del Juárez y posteriormente 26 municipios conurbados siguieron sus pasos.

Los primeros habitantes que llegaron a este lugar fueron pepenadores que buscaban recolectar diversos materiales como PET, cartones y productos electrónicos que desechaban los habitantes de la zona metropolitana.

Conforme creció la demanda de trabajadores y pepenadores, varias familias se fueron asentando en la parte baja, algunos invadieron lotes y otros los adquirieron a bajo costo y con facilidades de pago.

Fue en el año 1988 cuando se fundó la colonia Vicente Guerrero, “no recuerdo con exactitud pero fue por ese tiempo cuando se comenzó a poblar toda la colonia, venían personas de las diferentes comunidades buscando un lugar económico, los más humildes encontraron su fuente de empleo en el basurero”, explicó uno de los primeros habitantes de esta agencia municipal y que fue testigo del enfrentamientos del pasado lunes.

El lugar creció de manera descomunal, al poco tiempo se formaron otras colonias como la Guillermo González Guardado, Hermosa Provincia, Morelos, Renacimiento, en la parte baja la Zapoteca, Emiliano Zapata, Ampliación Renacimiento, entre otras que aún no están reconocidas.

La mayoría de estas colonias avanzaron hasta los límites con el basurero, donde se asentaron al menos 80 familias que crearon la Unión de Pepenadores Guie-Niza, quienes por años han vivido de lo que encuentran en los desechos.

Durante la administración 2008-2010, el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez adquirió otras 30 hectáreas de los terrenos aledaños al basurero para expandir su vida útil, sin embargo, meses después debido al foco de infección que representaba por los escurrimientos de lixiviados y la emisión de gases de invernadero, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) clausuró el basurero.

Sin tener otra alternativa, autoridades de los diferentes municipios de la Zona Metropolitana siguieron utilizando este lugar como basurero. Entre 2011 y 2012, los terrenos que habían adquirido las autoridades capitalinas fueron invadidos por integrantes del Frente Popular 14 de Junio.

Los líderes de esta organización se asentaron en la parte alta, donde poco a poco comenzaron a expandir su territorio. Varias familias que provenían de otras comunidades como la señora Guadalupe Ortiz adquirieron uno de los lotes que se ofrecían a bajo costo y con facilidades de pago.

Con una medida de 10 por 10, le lotificaron su predio y le establecieron pagos mensuales de mil pesos por cuatro años y medio, con lo cual tendría que pagar un total de 45 mil pesos.

“Hace tres años salimos de nuestro pueblo en la Sierra Sur porque el campo ya no da para comer, nos vendieron estos terrenos y nos dieron nuestras actas de posesión, por necesidad llegamos a pertenecer a esta organización”.

Refiere que a pesar de formar parte del FP 14 de Junio, varias familias no participan en actividades de esta organización, pues prefieren ganarse la vida trabajando como albañiles, ayudantes en diferentes actividades o bien las señoras lavando ropa.

“Nosotros somos gente de bien, toda la vida hemos trabajado para lograr lo que ya habíamos logrado en la colonia, no le hacemos daño a nadie y solo por eso nos querían matar, nos dejaron sin nada, quemaron nuestras casas”, señala la afectada.

Apenas en enero de 2017, uno de los líderes del FP 14 de Junio señaló en entrevista para EL IMPARCIAL que las autoridades estatales tenían la intención de utilizar parte de los terrenos donde se ubican las colonias Che Guevara, Francisco Villa y Bicentenario, mismas que se fundaron en la zona invadida.

Javier, quien habitaba una de las casas incendiadas en la entrada de la colonia Bicentenario, reconoció que había pláticas con funcionarios para reubicarse y así prolongar al menos dos años la vida útil del basurero.

Los accesos de esta colonia, que en todo momento eran vigilados por el comité de vigilancia del FPR, pues en este lugar habitaban los líderes.

Si bien Javier era rodeado siempre por los integrantes del comité de vigilancia, también buscaba apoyo para los ciudadanos que habitaban en estas colonias, debido a la contaminación que generaban los desechos varios niños padecían de diversas enfermedades como hepatitis e infecciones de la piel.

“Como organización gestionamos el rastreo de calles, luz y apoyo para los niños que padecen alguna enfermedad, si nos ofrecen reubicarnos en un espacio digno nos vamos a ir”, expresó en su momento el líder de la organización.

“Ellos fueron los primeros que huyeron”

A decir de las familias desplazadas de las colonias Che Guevara, Francisco Villa y Bicentenario, los líderes del FP 14 de Junio fueron los primeros que huyeron cuando comenzó el ataque de los habitantes de la cabecera municipal de la Vicente Guerrero.

“Ya no había nadie de ellos, ni siquiera nos avisaron lo que estaba sucediendo, las personas de la Vicente Guerrero llegaron echando bala y cuetes cuando nosotras estábamos dándole de comer a nuestros hijos porque los hombres salen muy temprano a trabajar”, expresó doña Guadalupe.

Ella tenía su domicilio en la entrada de la colonia Francisco Villa. “No sabemos por qué nos atacaron, nunca hemos caído en confrontación con nadie, nos dedicamos a trabajar, nuestros esposos son obreros”.

Recordó que desde hace tres años que llegaron a vivir en la zona, su esposo se dedica a trabajar como balconero, mientras ella se encarga de las labores de la casa. “No sabíamos sobre la organización, solamente nos invitaron a unirnos porque ellos ya estaban en el lugar con la promesa que nos bajarían algún recurso o apoyo del gobierno”.

El infierno

Los desplazados señalaron que el infierno que vivieron comenzó alrededor de las 8:00 horas. “Esta gente no llegó a dialogar, no nos dieron la oportunidad de sacar nuestras cosas, iban con armas de fuego, machetes y bazucas, empezaron a rociar con gasolina las casas y tuvimos que huir para no quemarnos”, relata.

Debido que algunos padres habían acudido a dejar a sus hijos a la escuela, varios pequeños se encontraban solos en sus viviendas, “como pudimos nos llevamos como a 12 niños al monte porque ya les habían rociado gasolina en sus casas”, explicó Guadalupe.

Relataron que al mismo tiempo que los desalojaban de sus viviendas, los atacantes mataban a sus animales, pollos y puercos, así como a sus mascotas. “Qué culpa tenían los pobres animalitos, a los perros los partían en dos con sus machetes”, expresaron.

“Eran animales que no tenían culpa de nada, nosotros teníamos nuestros animales de corral porque somos gente humilde, no somos narcotraficantes como ellos dicen, con todo el esfuerzo del mundo tenemos que guardar 250 pesos semanales para juntar los mil pesos al mes para pagar nuestros terrenos”.

Al igual que Guadalupe, doña Eva recuerda los momentos de terror que vivieron las personas que por diversas circunstancias llegaron a vivir entre los campamentos que tenían los integrantes del FP 14 de Junio.

“La policía pudo haber evitado esto, jamás intervinieron solo se burlaban de nosotras, nos decían que nosotros teníamos la culpa por meternos con esa gente, el gobierno oculta la muerte de otras personas y de niños que se quedaron encerrados en las casas de lámina”, refieren los desplazados.

Coinciden que antes de incendiar sus viviendas, los habitantes de la Vicente Guerrero saquearon todo, “se llevaron las televisiones, camas, ropero, todo de valor que encontraban y después quemaron nuestras casas”, comentó la señora Eva.

Sin haber desayunado, las mujeres y los niños fueron rescatados alrededor de las 18:00 horas del lunes desde la parte alta de estas colonias, posteriormente fueron dejados a su suerte en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Los representantes señalan que son alrededor de 250 familias afectadas, mismas que se encuentran acampando frente al Palacio de Gobierno en el zócalo de la ciudad capital, hasta donde algunos ciudadanos llegaron para apoyarlos con cartones, cobijas y víveres.

“Nadie se nos ha acercado, ni los líderes de la organización que nos vendieron los terrenos ni la gente de gobierno, ahora queremos su apoyo porque cuando andaban en campaña llegaron hasta la colonia”, exclamaron los afectados.

Buscan retornarlos

Funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego) informaron que se buscará albergar a los desplazados en un lugar seguro, posteriormente se analizará la forma de retornarlos a las colonias afectadas.

“Lo primero que debemos hacer es buscarles un lugar donde dormir, después veremos la viabilidad de que puedan regresar a sus casas”, explicó uno de los funcionarios que atiende el caso.

 

“Ya no había nadie de ellos, ni siquiera nos avisaron lo que estaba sucediendo, las personas de la Vicente Guerrero llegaron echando bala y cuetes cuando nosotras estábamos dándole de comer a nuestros hijos porque los hombres salen muy temprano a trabajar”

“Eran animales que no tenían culpa de nada, nosotros teníamos nuestros animales de corral porque somos gente humilde, no somos narcotraficantes como ellos dicen, con todo el esfuerzo del mundo tenemos que guardar 250 pesos semanales para juntar los mil pesos al mes para pagar nuestros terrenos”

“Nadie se nos ha acercado, ni los líderes de la organización que nos vendieron los terrenos ni la gente de gobierno, ahora queremos su apoyo porque cuando andaban en campaña llegaron hasta la colonia” -Guadalupe Ortiz, habitante agencia Vicente Guerrero.

 

Ante el cierre del basurero municipal por el conflicto, personal de confianza de la Coordinación de Servicios Municipales realizó ayer un operativo emergente para la recolección de basura en el Centro Histórico de la ciudad.

Claman ayuda familias incomunicadas de la colonia La Gotera

Unas 20 familias de la colonia La Gotera que pertenece a la Villa de Zaachila, están aisladas e incomunicadas con insuficientes víveres y sin acceso a los servicios elementales como salud, pese a tener menores enfermos.

Los integrantes de las familias se quedaron atrapados por el conflicto entre la organización Frente Popular 14 de Junio y la agencia Vicente Guerrero, cuyo episodio violento dejó al menos un muerto y medio centenar de casas incendiadas.

La señora Anastasia Mendoza tiene a su menor enfermo con el virus del Coxsackie y no tiene forma de sacarlo para llevarlo al médico porque los caminos están cerrados para esta colonia que está en lo más alto de esta parte de asentamientos que iniciaron como irregulares y que ya son reconocidos por la autoridad de Zaachila.

“Ya la tiendita que tenía algunos productos se está quedando sin nada y ni agua tenemos para nuestras necesidades. Nosotros estamos viviendo en lugares donde compramos y estamos pagando con nuestro dinero”, externó la señora con angustia en su voz.
La colonia se encuentra entre El Manantial y Loma de la Cuesta, y más abajo tienen a la agencia Vicente Guerrero, jurisdicción que el lunes registró hechos de agresión con la quema de casas y unidades de motor.

La carretera federal 175 en el crucero conocido como la “Y” ha estado bloqueado por los habitantes de la agencia Vicente Guerrero, quienes taparon también los accesos a las colonias como filtros colocados para evitar el ingreso de sus contrarios.

Los habitantes de la colonia La Gotera pidieron al gobierno estatal solucione este conflicto para que puedan vivir tranquilos y tener acceso a los alimentos que les faltan para los niños que están padeciendo por esta situación.

“Somos ajenos a este conflicto que se registró, no pertenecemos a la organización 14 de Junio que se está peleando con la agencia”, dijeron.

Pidieron condiciones para tener una vida normal y segura para sus hijos.


 

Relacionadas: