Piden reforzar cultivos orgánicos ante avance de alimentos dañinos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Piden reforzar cultivos orgánicos ante avance de alimentos dañinos

Sebastiao Pinheiro, ingeniero agrónomo brasileño, dicta la conferencia “Biopoder campesino y la salud del suelo”.


Piden reforzar cultivos  orgánicos ante avance  de alimentos dañinos | El Imparcial de Oaxaca

Ante los avances de las grandes corporaciones que controlan la agroindustria mundial, las comunidades campesinas deben fortalecer la lucha agroecológica, que implica la producción de alimentos con respeto a la naturaleza, a valores ancestrales y al bienestar de la población, expuso el ingeniero agrónomo brasileño Sebastiao Pinheiro.

Durante la conferencia “Biopoder campesino y la salud del suelo” dictada ayer en el Centro Cultural San Pablo, expuso que a pesar de que desde hace décadas existen evidencias a nivel mundial de los daños que generan los alimentos producidos industrialmente, las grandes empresas han logrado expandir su control con apoyo de gobiernos y de organismos internacionales como Naciones Unidas.

El fin último de las grandes corporaciones agroindustriales, dijo, es desaparecer a los campesinos, cuya producción de alimentos sanos es considerada como una competencia indeseable.

“Ante el poder de las corporaciones que controlan los Estados, destruyen etnias y cometen genocidio, la agroecología es la mejor herramienta campesina para construir una restauración del biopoder campesino con valores de respeto a la espiritualidad campesina, a las historias de las raíces culturales y los conocimientos de 11 mil años”, expuso el especialista en agrotóxicos, promotor de la agroecología autor de más de 40 libros.

Pinheiro señaló que desde hace más de 60 años, políticos estadounidenses como el presidente John F. Kennedy conocieron análisis científicos hechos con el mayor rigor, como el de Rachel Carson, autora de Primavera silenciosa, quien advirtió en 1962 que “el riesgo de los plaguicidas es peor que el riesgo de las explosiones nucleares en el mundo”.

También expuso que desde hace 30 años existen registros comparativos entre los nutrientes que aportan alimentos producidos con plaguicidas y los cultivados orgánicamente. Por ejemplo, una lechuga sembrada con fertilizantes industriales tiene 15.5% de calcio, mientras que una cultivada orgánicamente aporta 40%. Esta situación, aseguró, implica relaciones directas entre el consumo alimenticio y diversas enfermedades como la anemia y la osteoporosis.

“La verdad nunca viene al público, por qué, porque no se respeta el biopoder campesino de poder producir alimentos de alta calidad, el campesino cuando toma el suelo busca hacerlo fértil, porque sabe que cuando el suelo es sano, la semilla campesina es sana, el alimento es sano, la persona que come el alimento es sano y se alcanza una consciencia cósmica”, expresó.


 

Relacionadas: