Muérdago y araña roja, amenazan arbolado de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Muérdago y araña roja, amenazan arbolado de Oaxaca

Señalan que combatirán estas plagas con algún tipo de producto químico por aspersión.


En un estudio realizado por las autoridades de ecología del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, señala que las principales amenazas del arbolado urbano son las plagas del muérdago y Araña Roja o también conocida como Picudo Rojo.

La zonas con mayor índice de presencia de esta plaga son en su mayor parte la zona Norte, especialmente en la colonia Reforma, con al menos el 20 por ciento de infestación, dado que la mayor parte de árboles infestados son de edad adulta.

Desde 2015, también se detectó un foco de infestación en la parte norte de la Colonia Estrella y en los parques que ubican en el Centro Histórico, esto resultado de la falta de un mantenimiento integral y adecuado del arbolado urbano.

Se tiene registro que los árboles más susceptibles a este tipo de plaga conocida como muérdago son árboles conocidos como: Casuarina, Jacaranda, Álamo, Guamúchil, Paraíso y en menor grado Ficus SP.

La araña roja o el picudo rojo, es otra de las plagas que ha devastado el arbolado urbano, principalmente las palmeras. Esta especie aparece en muchos cultivos y plantas, que se alimentan principalmente en el envés de las hojas basales extrayendo una considerable cantidad de nutrientes, disminuyendo la capacidad fotosintética de las células, por lo que las hojas van adquiriendo un tono color amarillo hasta secarlas.

Después toda la hoja se puede volver amarilla, por lo que existe un descenso del crecimiento de la planta y de la reproducción de la misma. Si el grado de infestación es severo puede ocasionar el necrosamiento y marchitamiento de toda la planta.

Dentro del Municipio de Oaxaca de Juárez, la presencia de esta plaga es alarmante, por lo que la tasa de infestación se estima en más del 20 por ciento del arbolado, y su presencia se refleja únicamente durante su ciclo de vida.

Especialistas en material ambiental, señalan que para combatir estas plagas con algún tipo de producto químico por aspersión y dado que el arbolado se encuentra en zonas con alta densidad de población, es riesgoso aplicar algún tipo de producto que pueda ocasionar daños a la salud humana y contaminación ambiental por lo que lo más viable son las actividades culturales (podas sanitarias).

Desde 2011, la Comisión Nacional Forestal en su gerencia estatal de Oaxaca (Conafor), puso a disposición de las autoridades municipales y estatales de la entidad para el uso de un Tomógrafo Sónico, tecnología de punta para detectar pudrición en los árboles, sin embargo, hasta la fecha pocas autoridades municipales realizan estudios previos para la poda y derribo del arbolado urbano.
Juan Cruz Avilés, especialista en sanidad forestal, señaló que al detectar árboles enfermos, en todos los casos su tratamiento involucra la poda, más no el corte completo en algunos casos.
“Solamente los árboles severamente dañados con altos niveles de infección son los que tienen que ser eliminados porque se convierten en focos de infección dado que las aves son las principales diseminadores de estas plantas”, apuntó.


 

Relacionadas: