¿Hay derechos humanos viviendo en un basurero? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

¿Hay derechos humanos viviendo en un basurero?

La Defensoría de los Derechos Humanos reabre una recomendación a autoridades de medio ambiente para realizar un plan de regularización que proteja los derechos de los pobladores de la agencia Vicente Guerrero


  • ¿Hay derechos humanos  viviendo en un basurero?
  • ¿Hay derechos humanos  viviendo en un basurero?
  • ¿Hay derechos humanos  viviendo en un basurero?
  • ¿Hay derechos humanos  viviendo en un basurero?

A pesar que desde 2011 la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) emitió una recomendación sobre la necesidad de garantizar el derecho a un medio ambiente sano para los habitantes de las colonias aledañas al tiradero de basura localizado en Zaachila, hasta el momento no ha recibido respuesta.

Juan Rodríguez Ramos, visitador general, explicó que en aras de garantizar los derechos a los habitantes de ese núcleo poblacional se envió una resolución hace seis años al gobierno municipal de Oaxaca de Juárez, sin que hasta el momento se haya obtenido una respuesta.

Este año se da seguimiento a la solicitud planteada para que las autoridades investiguen si la empresa responsable del manejo del tiradero cumple con las normas establecidas.

Con fundamento en lo dispuesto por el artículo 54 de la Ley de la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos del Estado Libre y Soberano de Oaxaca notificó mediante el oficio 01475 y con respuesta al expediente CDDH/1047/(01)/OAX/2010,  la recomendación en contra del Instituto Estatal de Ecología de Oaxaca (IEEO) (hoy secretaría del Medio Ambiente) para que realice a la brevedad posible un plan de regularización, a fin de garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar.

El documento promueve la iniciativa de incluir en las políticas públicas programas de participación y difusión ciudadana dirigidos a la población para fomentar la cultura del reciclaje y la clasificación de basura.

Se plantea además al ayuntamiento de Oaxaca de Juárez considere los trámites necesarios para que se adquiera un predio adecuado para la disposición de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

Lo anterior para que reúna todos los requisitos exigidos para esa finalidad por la normatividad aplicable, a fin de garantizar a la población el servicio de recolección de basura, así como la conservación de la salud pública y el medio ambiente.

La resolución, a pesar de haber sido canalizada a las autoridades municipales y estatales correspondientes, no ha generado respuestas, pese a que representa una prioridad, y de no atenderse las recomendaciones se pone en riesgo tanto a los pobladores como al medio ambiente.

Asentamiento en la anarquía

Tan pronto se instaló el basurero municipal en terrenos de Zaachila, poco a poco se asentaron los pepenadores en viviendas construidas con cartón, ladrillos, palos y láminas galvanizadas. Pocos años después la población se multiplicó y se empezaron a levantar viviendas sin orden ni planeación.

Hoy la agencia municipal Vicente Guerrero cuenta con varias colonias como  Ampliación Vicente Guerrero, Renacimiento, Bicentenario, Guillermo González Guardado, Ampliación Guillermo González Guardado, del Bosque, Morelos, Manantial, 24 de Julio y Hermosa Provincia.

Hay riesgo de que aumenten estos asentamientos, debido a que organizaciones sociales como el Frente Popular 14 de Junio han elegido el lugar como residencia para sus integrantes.

Sin embargo, la cercanía de la población con el lugar donde se acumulan los residuos urbanos disminuye la calidad de su entorno.

Estudiosos han documentado que la contaminación atmosférica, de mantos freáticos por lixiviados, la proliferación de roedores, parásitos, insectos son factores que afectan directamente la salud de los habitantes.

José Venegas explicó que hay familias cuya actividad económica principal o complementaria es la recolección y venta de productos recogidos de la basura, por lo tanto, sus miembros se encuentran expuestos a contraer enfermedades infecciosas.

Debido a que se asentaron de manera irregular, reconoció que la gran mayoría de ellos extraen agua de pozos a cielo abierto para su consumo diario, los cuales seguramente reciben lixiviados de la basura.

Asimismo, todos los hogares de estos asentamientos reciben contaminación atmosférica del tiradero de basura y contaminación por arrastre pluvial.

“Nosotros llegamos aquí hace más de 20 años porque no teníamos donde vivir y poco a poco hemos levantado nuestra casa”, indicó.

Los Servicios de Salud de Oaxaca reportó que el programa de vectores de la Jurisdicción Sanitaria 1 de Valles Centrales realizó en los meses de febrero y marzo acciones ante el reporte de dos posibles casos; asimismo realizó el rociado intradomiciliario, control larvario, verificación y nebulización en la colonia González Guardado.

 

Aumenta problema de salud y social

José Márquez Pérez, presidente del Patronato Pro Defensa del Patrimonio Cultural y Natural del Estado de Oaxaca (ProOax), admitió que en esa zona se vive una creciente descomposición social y los riesgos para la salud de los pobladores son altos, pues desde el momento en que el Gobierno del Estado toleró las invasiones esos asentamientos se fueron legitimando y hoy reclaman atención a sus demandas.

Lamentablemente esa tolerancia causó el ambiente que se vive en ese asentamiento, pues hoy el propio Gobierno del Estado carece de capacidad para resolver los problemas que genera.

“Un Estado sin sustento social difícilmente podrá lograr encontrar soluciones definitivas a este problema, ya que la población que se asienta de manera irregular en la periferia de las ciudades en zonas no aptas para el desarrollo urbano enfrenta una serie de riesgos y vulnerabilidades que comprometen su calidad de vida, así como su integridad física y la de su patrimonio; provocando así efectos negativos sobre el medio ambiente, que a su vez repercuten en la salud y seguridad de la población”, explicó.

Agregó que ante la falta de reserva territorial es casi imposible la reubicación de los pobladores asentados alrededor del tiradero municipal, pues situación similar se vive en otras ciudades del estado donde problemas como estos van creciendo.

Recordó que desde 1994 se han hecho esfuerzos para emprender acciones y reordenar los asentamientos irregulares, pero lamentablemente no se ha logrado nada.

En 2010 se creó la Ley de Coordinación para el Desarrollo Metropolitano, que también fue un fracaso porque nunca se aterrizó, lo cual ha cancelado la posibilidad de acudir en auxilio de estos núcleos de población que han creciendo al amparo de la anarquía.

En tanto, Alfredo Carreño, expresidente del Colegio de Arquitectos de Oaxaca, admitió que la ausencia de una planeación urbana ha originado el desbordamiento de asentamientos irregulares, como es el caso de las colonias fincadas alrededor del basurero.

Debido a que no hay forma de promover su reubicación por la falta de reserva territorial, dijo que se debe hacer un ordenamiento urbano que permita atender sus necesidades de servicios básicos.

Actualmente la construcción de viviendas en asentamientos irregulares se permite sin que nadie garantice servicios, servicios de salud ni seguridad.

 

 

 

 

Vicente Guerrero

Esta agencia cuenta con varias colonias como  Ampliación Vicente Guerrero, Renacimiento, Bicentenario, Guillermo González Guardado, Ampliación Guillermo González Guardado, del Bosque, Morelos, Manantial, 24 de Julio y Hermosa Provincia.

 

 

CDDH/1047/(01)/OAX/2010

Recomendación en al Instituto Estatal de Ecología de Oaxaca (IEEO) (hoy Secretaría del Medio Ambiente) para que realice a la brevedad posible un plan de regularización, a fin de garantizar el derecho de toda persona a vivir en un medio ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar.