En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría desaparecer por enfermedades | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría desaparecer por enfermedades

Para el doctor Jaime Larumbe, quien es al autor del libro Árboles Históricos y Notables, en 10 o 20 años más el arbolado del estado podría desaparecer completamente en Oaxaca


  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades
  • En 10 o 20 años el arbolado de Oaxaca podría  desaparecer por enfermedades

Para el doctor Jaime Larumbe, quien es al autor del libro Árboles Históricos y Notables, en 10 o 20 años más el arbolado del estado podría desaparecer completamente debido a las enfermedades que presentan desde hace varios años por la falta de sanidad vegetal.

El médico, quien se auto define como un luchador desde diversas trincheras, catalogó como grave el problema, ya que la mayoría de los árboles están invadidos de plagas cuya procedencia se desconoce. Sin embargo, la verdad es que no se atiende el problema como debe ser.

El principal inconveniente que se tiene en Oaxaca, reiteró, es el muérdago. Son alrededor de 8 variedades; son plantas parásitas que matan al árbol, por lo que en el trascurso de tres, cuatro o cinco años  se debilitan, aunado a esto muchos están ahorcados en cemento.

Si las raíces levantaron el cemento es más fácil que se introduzcan los microbios de otras plagas como hongos, subrayó, se requiere de un programa urgente y permanente,  pero hasta el momento no existe por parte de ninguna autoridad federal, estatal o municipal.

Larumbe hizo hincapié en que existía un sabino pequeño sembrado enfrente de la Primavera, a la altura de la Alameda de León, el cual tenía muérdago a una altura de un metro. Otro igual estaba a la entada del jardín Etnobotánico; sin embargo, nadie se había preocupado por quitarlo.

A través de la Conafor en Oaxaca, precisó, por gestiones propias ante la Presidencia de la República, el titular de la dependencia federal logró que se autorizara una cuadrilla para atender el problema; sin embargo ésta solamente trabajó seis meses, cuando se había pedido cinco cuadrillas todo el año.

Asimismo, recalcó que para resolver esta situación que es grave debido a que la playa del muérdago está avanzando a pasos agigantados, tendría que volver hacer la gestión, así como sería de vital importancia la colaboración de la ciudadanía para mantener una vía de comunicación donde puedan acudir las cuadrillas.

Al final, puntualizó que en la ciudad existen por lo menos 200 mil árboles enfermos, por lo que es necesario que las autoridades hagan lo que no se ha realizado en las pasadas administraciones gubernamentales, pero con gente que sepa hacer el trabajo, no con advenedizos que quieren hacer negocio.


 

Relacionadas: