CIMO, un elefante musical blanco que Sinfra no sabe dónde esconder | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

CIMO, un elefante musical blanco que Sinfra no sabe dónde esconder

La obra, entregada en 90% por la administración de Gabino Cué, continúa parada, sin informes de avances ni fecha de inauguración; Fabián Herrera, titular de Sinfra, y Contraloría rechazan informar sobre presuntas anomalías


CIMO, un elefante musical blanco que Sinfra no sabe dónde esconder | El Imparcial de Oaxaca

A casi siete meses del arranque de la presente administración, los titulares de las secretarías de Infraestructuras y Contraloría se echan la bolita sobre la situación que guardan obras como el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) y el Centro de Convenciones.

Hasta el momento, el secretario de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable, Sebastián Fabián Herrera Villagómez, ha evitado hacer pública la información relativa al proceso de entrega-recepción y el estado que guardan las obras entregadas por la administración de Gabino Cué.
El exmandatario recorrió la obra del CIMO en agosto del 2016, a unos meses de concluir su administración, e informó que el avance de la obra superaba el 90%, no obstante al día de hoy se desconoce su estatus.

A la falta de información se suma la opacidad sobre la inversión contemplada en un inicio, por unos 60 millones, después pasó a 86 millones y, finalmente a 118.5.

Pese a que se anunció que iniciaría operaciones en septiembre pasado, hoy suma nueve meses parado, dado que según los actuales funcionarios se encontraron diversas anomalías, mismas que no se han dado a conocer.

Herrera Villagómez ha argumentado excesiva carga de trabajo, giras con el jefe del Ejecutivo y actividades en la ciudad capital y en las regiones para evitar informar sobre esta situación; el caso incluso ha sido turnado a la Contraloría.

De igual forma la página de transparencia del Gobierno del Estado carece de información pública sobre la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable, sus proyectos, avances e inversiones.

Asimismo, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental gusta de practicar la política del avestruz, al aludir también la secrecía del caso “y que en su momento se dará a conocer”.

Para la presidenta del Colegio Libre e Independiente de Arquitectos del Estado Oaxaca, Claudia Ruiz Pérez, la falta de recursos económicos en la actual administración ha sido uno de los problemas para concluir las obras de iniciadas por Cué Monteagudo.

“Las licitaciones para la construcción de las obras deben ser transparentes y tomarse en cuenta a las empresas locales; somos un gremio importante para generar empleo y desarrollo pero necesitamos mayor participación “, dijo.

En tanto, Jorge Alberto Soriano destacó que las obras como el Centro de Iniciación Musical o Centro de Convenciones se deben concluir a la brevedad, toda vez que es inversión que está paralizada, “primero la transparencia y si hay alguien que llamar a cuentas se debe aplicar la ley”.

“Si hay personas que deban ser llamados a cuentas en el ramo de Infraestructura se debe hacer, nosotros estamos a favor de la legalidad y la rendiciones de cuentas como se comprometió el nuevo gobierno”, externó.

Los costos de un elefante blanco

La oficina de prensa de Gabino Cué informó en su momento que “el gobierno estatal ejerce una inversión cercana a los 86 millones de pesos, a fin de impulsar la formación musical de niñas, niños y jóvenes, así como la profesionalización de ejecutantes, directores y compositores oaxaqueños”.

En unas de sus últimas “supervisiones” de obra, el mandatario oaxaqueño también externó su reconocimiento al arquitecto oaxaqueño Juvenal Vargas Orozco, quien para diseñar el conjunto arquitectónico del CIMO realizó una exhaustiva investigación referente a este tipo de instituciones, que en el caso de Oaxaca cuenta con los mejores acabados y vidrios acústicos importados del extranjero, así como la calidad de los paneles que cubren los muros, pisos y plafones.

“El gobierno y pueblo de Oaxaca deben estar orgullosos porque este centro revalora la riqueza cultural que tiene la entidad, al tiempo de colocarse como el tercero en su tipo a nivel nacional, ubicados en la Ciudad de México y Jalapa Veracruz”, afirmó en esa ocasión el jefe del Ejecutivo estatal.

Datos

El edificio se construyó sobre una superficie de tres mil metros cuadrados y contará con un auditorio de 295 butacas y dos niveles de estacionamiento con capacidad para 40 vehículos, una zona de gobierno, dirección y sala de juntas.

El inmueble cuenta con paneles absorbentes de revestimiento importados de Sevilla, España, además de piso acústico con base de duela machimbrada de 125 milímetros.

En septiembre de 2016 faltaba colocar un elevador y un vidrio curvo en el área central del edificio, el cual fue importado desde Europa en una sola pieza, detalle que dará armonía al edificio, según el comunicado.

El edificio 1 que comprende un espacio semicircular de dos niveles, albergará ocho aulas grupales, 16 cubículos acústicos individuales, 15 salones acústicos individuales con asesoría, un salón acústico para piano, un laboratorio para piano y servicios sanitarios.

Mientras que el edificio 2 está constituido por un área circular y será destinado para cafetería y aula grupal para niños; en el edificio 3 se ubicará el área de coordinadores, control escolar y caseta de vigilancia.

El edificio 4 será ocupado por un auditorio con lobby, sanitarios públicos, taquilla, escenario, almacén, dirección y estacionamiento subterráneo. Todo el espacio estará rodeado por un área verde superior a los 600 metros cuadrados.

Centro Cultural y de Convenciones, otro caso de opacidad

Sinfra tampoco ha dado a conocer el avance en la construcción del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, que se edifica ahora en el municipio de Santa Lucía del Camino.

El proyecto estaba contemplado para ejecutarse a un costado del auditorio Guelaguetza, sin embargo enfrentó una la oposición de ambientalistas y del pintor juchiteco Francisco Toledo, lo que obligó a Cué a cancelar la obra.

Según la maqueta del proyecto, el nuevo espacio ubicado contará con estacionamiento, edificio central cultural, el área deportiva, acceso principal, recinto de exposiciones, auditorio panorámico y el edificio de mantenimiento.

De acuerdo con los impulsores, será uno de los proyectos más novedosos y auténticos de México, ya que estará apegado al concepto de “piedra y agua” (cantera y agua), materiales con los que se ha edificado el centro histórico de Oaxaca, patrimonio de la humanidad.

Los encargados del ramo pretenden construir el Centro de Convenciones con una inversión de 471 millones de pesos y -según sus proyecciones- será una de las infraestructuras emblemáticas de la administración 2016-2022.

A su vez se contempla la construcción de tres grandes salones de exposiciones para albergar a más de 2 mil asistentes, contando con un estacionamiento para unos 600 vehículos.

El Centro de Convenciones se contempla dentro del plan integral de la Ciudad de los Archivos, mismo que integra un teatro al aire libre y una sala de conciertos, un club de industriales, un centro de negocios y un recinto ferial.


 

Relacionadas: