Día de la Santa Cruz: celebración entre lo popular y lo religioso
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Día de la Santa Cruz: celebración entre lo popular y lo religioso

No se tiene un registro exacto de dónde surgió el festejo en este día de la Santa Cruz, pero existen versiones que aseguran son los eventos que marcaron este día para festejar.


Día de la Santa Cruz: celebración entre lo popular y lo religioso | El Imparcial de Oaxaca

Cada año el 3 de mayo es celebrada una fiesta religiosa en honor a la Santa Cruz, en la cual murió Jesús hace más de dos mil años y por otra parte, este día también es festejada por los trabajadores de la construcción, una celebración peculiar, entre los religioso y popular, ya que en la obra que está en proceso de construcción es colocada una cruz adornada con flores en lo más alto de la obra y después de dicho acto todo se realiza una fiesta, con comida y bebidas.

No se tiene un registro exacto de dónde surgió el festejo en este día de la Santa Cruz, pero existen dos versiones que aseguran son los eventos que marcaron este día para festejar.

La primera versión surge de Santa Elena de la Cruz

Supuestamente el 3 de mayo del año 292, la emperatriz Elena, esposa de Constancio, estaba obsesionada por encontrar la Cruz donde había muerto Jesús, por ello pidió autorización para viajar al monte Calvario y hacer una expedición. Precisamente el 3 de mayo, entre los escombros encontró tres cruces, por lo que se dedujo que una era en donde murió Cristo.

Para saber cuál de las tres era la de Jesús, la emperatriz Elena mandó que le llevaran un difunto, al ser colocado encima de una de las cruces, recobró la vida; esa era la cruz en que murió el redentor del mundo  y  por tal motivo la emperatriz Elena fue canonizada y se le venera como Santa Elena de la Cruz.

La segunda versión corresponde a las cruces de Constantino

Con mucho de leyenda, surge la versión que después de la muerte de Constancio, fue proclamado emperador su hijo Constantino, que cuando marchaba hacia Roma con sus tropas para enfrentar a los bárbaros y cuyo ejército era superior.

Sintiendo Constantino que necesitaba ayuda extraordinaria, pidió auxilio al dios de los cristianos, y en una noche le fue revelada una cruz luminosa con la inscripción In hoc signo vinces, que quiere decir “con este signo vencerás”. Es por eso que en sus banderas y espadas mandó poner la cruz que se le había aparecido y sólo así pudo salir victorioso.

El día del Albañil surge de las fiestas populares mexicanas

De este día no existe una versión oficial de cómo se originó esta tradición, diversas fuentes señalan que todo se refiere al la fusión de ideologías que tuvo lugar en la conquista.

Los pueblos prehispánicos de aquella época adoraban a sus dioses con ceremonias y sacrificios para las cosechas, lluvias etcétera, luego de la conquista española y la evangelización, esta costumbre agrícola se fusionó con las creencias cristianas y fue ahí cuando se empezó a orar a la Santa Cruz.

Al paso de los años y con la creciente población, los campesinos migraron a las ciudades para trabajar como albañiles, conservando las costumbres y tradiciones, y es así como se encomendaron a la Santa Cruz, ya no para una buena cosecha, sino para no sufrir accidentes, caídas en el trabajo y que la obra no se viniera abajo.

Es esta la razón porque en todas las construcciones en México hay siempre una cruz de madera, decorada con papeles o listones de colores.


 

Relacionadas: