Dejar ambición y corrupción, piden en la Misa Crismal en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Dejar ambición y corrupción, piden en la Misa Crismal en Oaxaca

La Arquidiócesis de Antequera celebró la misa más solemne del año, donde bendice el Santo Crisma


Dejar ambición y corrupción,  piden en la Misa Crismal en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

En medio de la solemnidad de la Misa Crismal, el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello, dijo que los pueblos de la entidad necesitan ser liberados de la ambición y de la corrupción de algunos, que tanto daño les ha hecho.

Monseñor habló fuerte para que católicos, sacerdotes y demás personas, se sumen a liberar a las comunidades de las adicciones que más allá de las drogas se traducen en la indiferencia, al conducirse por lo más fácil.

Frente a unos 120 sacerdotes que integran la Arquidiócesis, en la homilía se cuestionó:¿Cuántos han dejado de ver más allá por el mal ejemplo, por la educación sin valores, por la manipulación y engaños?

“Nos hemos tapado los ojos, unos a otros”, dijo al parafrasear que Cristo quiere abrir el sendero para aquellos oprimidos por la violencia, por la pobreza, fruto de las injusticias.

Entre oraciones, rostros de tristeza o llenos de fe, de personas que llenaron el atrio de la basílica menor de Nuestra Señora de la Soledad, el arzobispo pidió a los creyentes ser instrumentos dóciles para hacer cambios de bien, de unidad, principalmente en estos días santos, cuando se rememora la muerte, pasión y resurrección de Cristo.

Derramar el aceite de la justicia

Antes de bendecir los santos óleos y el Crisma, Chávez Botello lanzó el mensaje para todos los sectores de la sociedad, a lanzar el aceite de la justicia, del respeto, del aprecio a los demás.

Criticó los hechos de violencia que se originan en la sociedady aprovechó para expresar que desde las propiedades de este material se pueda fortalecer la vida cristiana.

“Pero también para mitigar tantas heridas de desamor, de manipulaciones, injusticias, de violencia intrafamiliar, social y a veces, desde algunas organizaciones. Es llevar el aceite de la verdad para dar seguridad y liberar confusiones y engaños.

Derramar a nuestro alrededor el aceite de la justicia que rescata confianza y estimula la convivencia pacífica”, ahondó.

Chávez Botello bendijo ayer los aceites y los santos óleos pidiendo a los católicos llevar el camino de Cristo, del amor que dio por los demás en medio de una madurez de la vida cristiana.

En la renovación de los votos sacerdotales, monseñor exclamó: “La pascua está llamada a marcar una nueva etapa de la vida cristiana de todos nosotros, es ahí el sentido de la renovación de las vocaciones sacerdotales”.

Como todos los años en la Semana Santa, ayer a las 11:00 horas el sonido de las campanas llamó a la celebración en la explanada del atrio de la basílica menor de Nuestra Señora de La Soledad.

Ante su máximo jerarca católico, sacerdotes y diáconos, ataviados con sus túnicas blancas, reafirmaron su vocación en esta fe, se comprometieron a llevar el bien y a fortalecer la vida pastoral.

La Misa Crismal es aquella que celebra el arzobispo con los sacerdotes de su diócesis, un acto litúrgico donde se consagra el Santo Crisma y bendice los demás óleos. Con el óleo de los catecúmenos se prepara y dispone al bautismo, el óleo de los enfermos, éstos reciben el alivio en su debilidad, explicó.

En vasijas plateadas y botellas de cristal, especiales, llevaron los elementos que la diócesis utilizará durante todo el año para los sacramentos que distribuyen en los templos católicos.

También, recordaron a todos los sacerdotes que se han ido al descanso eterno, según la iglesia católica.


 

Relacionadas: