Crónica: Primero vienen a pedir y luego no cumplen… | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Crónica: Primero vienen a pedir y luego no cumplen…

Integrantes de la API mantienen sus movilizaciones en la ciudad


Crónica: Primero vienen a pedir y luego no cumplen… | El Imparcial de Oaxaca

Es el segundo día de caos en el primer cuadro de la ciudad, la Asamblea de Pueblos Indígenas (API) no da marcha atrás a su demanda: recursos.

La sede alterna de las oficinas de la Secretaría de Finanzas, ubicada en la calle de Reforma, es el punto de reunión de campesinos de diversas comunidades indígenas principalmente de los Valles Centrales.

La misión es lograr la liberación de recursos económicos para la construcción de más de 4 mil estufas ecológicas prometidas y comprometidas por la actual administración estatal.

De aquí no nos vamos, dice Hugo García, portavoz de la organización fundada por el extinto Heriberto Pazos Ortiz.

Por el caos generado en el primer cuadro de la capital en vísperas de la Navidad, culpa a Ángel Meixueiro González, coordinador del Comité Estatal de Planeación para el Desarrollo (Coplade); “fue el quien no cumplió con los acuerdos”, lanza.

A unos metros, la fila de automóviles sonando el claxon ante el embotellamiento registrado en la zona.

“Primero cuando quieren apoyo te hablan bonito y le prometen a los compañeros obras y acciones de programas sociales, pero cuando ya llegan al poder se les olvida su palabra empeñada en las montañas”, relata.

Más de un ciudadano a pie o en automóvil padece los estragos de una de las calles importantes del primer cuadro de la ciudad, cerrada por militantes de la Asamblea de Pueblos Indígenas, como forma de presionar al gobierno.

“Si la mula no era arisca”, dice con sorna el dirigente de una de las organizaciones con mayor presencia en el estado de Oaxaca.
Calles como Armenta y López, Independencia, Hidalgo, García Vígil y 5 de Mayo lucen saturadas de unidades de motor que avanzan a vuelta de rueda, debido al bloqueo navideño.

“El gobierno tiene la culpa por crear a sus monstros y ahora que los atienda, porque a los ciudadanos nadie los hace caso, pero ya llegará el 2018 y los vamos a calificar a esos funcionarios ineptos, dice para sí el hombre que atraviesa de prisa la calle cerrada.