Inseguridad y reclamos aumentan en Juchitán, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Inseguridad y reclamos aumentan en Juchitán, Oaxaca

Colocan barricadas después de las 20:00 horas para evitar la llegada sorpresiva de maleantes


Inseguridad y reclamos aumentan en Juchitán, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

A más de una semana del sismo de 8.2 grados, la inseguridad, actos de pillaje y falta de apoyo a los damnificados persisten en diversas secciones de Juchitán, municipio que sufrió los mayores daños en inmuebles.

No obstante a la intensa presencia de la Policía Militar, efectivos de la Gendarmería de la Policía Federal, Ejército Mexicano y Fuerzas Estatales de Apoyo, no cesan los actos de inseguridad y la incertidumbre de los pobladores.

En los últimos días se han incrementado las diversas denuncias de los habitantes por actos delictivos en el barrio de Cheguigo y otras zonas de este municipio como la Octava Sección que han obligado a los habitantes a colocar barricadas por las noches.

Por lo que los vecinos continúan con la instalación de unidades de motor en las boca calles, a partir de las 20:00 en el municipio de Juchitán, dado que a pesar de los rondines de las corporaciones, no se sienten seguros.

A su vez, se han quejado de la falta de ayuda como en el callejón de la avenida Saúl Martínez perteneciente a la Octava Sección de Juchitán, a donde los peritos no han llegado, y la entrega de despensas y casas de campaña, menos.

“No podemos bajar la guardia en estos momentos, hay gente que está saqueando casas, que está asaltando, por eso nos hemos organizado en cada cuadra y mientras unos duermen, otros velan por si llegan los rateros”, explican.

Incluso admiten que por las noches y madrugadas se han escuchado varios disparos en distintas zonas de los barrios donde han quedado las calles vacías, dado que la mayoría de las casas están derrumbadas.

“Aquí no vamos a permitir que se nos robe lo poquito que nos queda después del sismo del jueves, ya acordamos que ratero que agarremos lo vamos a quemar”, advierten los lugareños.

Relatan que los maleantes están saqueando los establecimientos que se habían caído, por lo que la rapiña va aumento, de ahí el motivo por el cual muchos damnificados no se quieren ir a albergues, ya que tienen miedo a que les roben lo poco que les queda.

La víspera, corporaciones policiales llevaron a cabo dos detenciones de jóvenes por robo en flagrancia, mismos que fueron canalizados a las instancias correspondientes.

“Nosotros estamos apoyando a la población, porque la situación lo amerita y damos rondines continuos a los distintos sectores, pero nadie denuncia a los que les roban, así es difícil agarrarlos”, justificó un agente de seguridad.

La víspera, en redes sociales subieron un video en donde un automovilista narra el asalto y saqueo de una camioneta con víveres para los damnificados en calles de la población, por parte de mototaxistas a plena luz del día y sin la intervención de las corporaciones policiales o militares.


 

Relacionadas: