Llueven denuncias por altas tarifas de energía eléctrica | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Llueven denuncias por altas tarifas de energía eléctrica

De enero a julio de este año, las altas tarifas de energía eléctrica comenzaron a generar afectaciones económicas a miles de familias porteñas, al grado de que algunos de los recibos bimestrales llegaron por la cantidad de 3 mil pesos.


Llueven denuncias por altas tarifas de energía eléctrica | El Imparcial de Oaxaca
Los afectados no reciben respuesta de la CFE.

Los afectados dieron a conocer que anteriormente pagaban por el servicio entre 500 y 800 pesos, sin embargo, la cifra aumentó a 2 mil y 3 mil pesos pese a que no cuentan con grandes aparatos que requieran de un consumo mayor de energía.
Donato Ramírez, integrante de la Coordinadora de Colonia Unidas y defensor de las altas tarifas, lamentó que este importante servicio en los hogares en vez de ir disminuyendo vaya en aumento, el cual afecta principalmente a familias de escasos recursos económicos y que viven al día.
Asimismo, agregó que la inconformidad entre los usuarios no se ha hecho esperar, pues no se explican cómo es que su recibo llega tan caro si a caso en sus hogares tienen un televisor, ventilador y un par de focos.
En otros casos, algunas personas indicaron que anteriormente pagaban la cantidad mínima de ciento cincuenta pesos y repentinamente en sus siguientes recibos llegaron de aproximadamente mil pesos.
Tal situación ha provocado que los usuarios acudan a las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con la intención de ser escuchados y solicitar se investigue el motivo del aumento en el cobro de los recibos.
Sin embargo, la empresa evade tal petición e ignora a los afectados que en diversas ocasiones optan por tomar las oficinas, pero aún así no son escuchados.