Pierde la lucha contra el cáncer de mama tras 10 años
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Pierde la lucha contra el cáncer de mama tras 10 años

María Elena Marcial fue un ejemplo de vida que se debatió contra el desinterés y diagnósticos erróneos por parte de médicos del IMSS


  • Pierde la lucha contra el cáncer de mama tras 10 años
  • Pierde la lucha contra el cáncer de mama tras 10 años

Desafiando los dictámenes médicos, durante 10 largos años María Elena Marcial luchó contra el cáncer de mama, hasta que al final perdió la batalla que enfrentó como guerrera.

A la edad de 38 años, acudió a la clínica 06 del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) de esta ciudad, al presentar molestias en el pecho, su médico familiar le recetó antiinflamatorios, medicamento que consumió durante tres largos años, tiempo durante el cual le negaron los estudios clínicos.

Al presentar molestias en las vías urinarias, acudió a un sanatorio particular en donde, la ginecóloga aprovechó para realizarle una revisión corporal, detectando indicios cáncer, por lo que fue referida de urgencias de nueva cuenta al Seguro Social.

El médico de cabecera realizó la transferencia de la paciente al hospital del IMSS de la ciudad de Oaxaca, con tiempos de espera de tres meses a un año para ser atendida por el oncólogo y varios meses más para los estudios clínicos, ya que no aceptaron los realizados en laboratorios particulares.

Al presentarse a su primera cita con el oncólogo, permaneció por espacio de ocho horas en el área de espera, en donde a pesar de haber sido la primera en llegar, nunca fue atendida ya que la encargada de la clínica 06 de Juchitán no confirmó el traslado de la paciente.

María Elena sentía que sus molestias se agudizaban, a pesar de ello siempre mantenía una sonrisa en su rostro al atender a sus clientes, en su mayoría niños que le compraban dulces y palomitas, en el puesto instalado en la banqueta de su casa.

Tomas Jiménez Marcial, esposo de María Elena, confirmó que en el IMSS también existen niveles prejuiciosos ya que el beneficio médico estaba limitado para él y su familia por ser un humilde trabajador de una empresa dedicada a la limpieza del Hospital General Macedonio Benítez Fuentes.

Gracias a las presiones ejercidas por familiares y amigos, logró recibir atención médica especializada en el Hospital General con Especialidades del IMSS de Salina Cruz, en donde la intervinieron quirúrgicamente para extirparle las glándulas mamarias, y posteriormente le proporcionaron las quimioterapias.

Con el paso de los meses, el endocrinólogo del IMSS basado en una simple observación física determinó que, María Elena presentaba problemas de hipotiroidismo por lo que le proporcionó diversos medicamentos para combatir la supuesta enfermedad.

Con el paso de los años, durante su visita a una clínica particular le informaron que no presentaba problemas de hipotiroidismo, pero los medicamentos proporcionados para ese mal, ya habían causado daño en los pulmones.

Durante los 10 años que María Elena luchó contra el cáncer de mama, ofreció apoyo moral a las mujeres que llegaban devastadas a la clínica del IMSS de esta ciudad y preparó a sus hijos y esposo para su partida.

Todo esto a pesar de que, en sus últimos meses de vida, los medicamentos y las metástasis causaron daño en su cuerpo, al inflamar sus extremidades, lo que la llevó a la muerte por un colapso pulmonar.


 

Relacionadas: