Urge industria pesquera a Pemex resarcir daños ambientales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Urge industria pesquera a Pemex resarcir daños ambientales

*La paraestatal está preocupada por la producción, pero deja a un lado el daño al medio ambiente, dijo Anselmo López Villalobos


Urge industria pesquera a Pemex  resarcir daños ambientales | El Imparcial de Oaxaca

 

La Unión de Productores y Organizaciones de la Industria Pesquera en el Estado de Oaxaca exigió a Petróleos Mexicanos resarcir por completo los daños ocasionados por el derrame de hidrocarburo y por la “lluvia ácida” que se originó de la refinería Antonio Dovalí Jaime y que afectó lagunas, ríos y las aguas del Golfo de Tehuantepec desde el 14 de junio y que hasta el momento no han sido atendidos por completo.

Anselmo López Villalobos, presidente de la Unión de Productores y Organizaciones de la Industria Pesquera en el Estado de Oaxaca, dijo que Pemex está preocupado por reiniciar al cien por ciento las operaciones de la refinería, pero se olvida de los daños ambientales que ocasionó la explosión, el incendio y los derrames de combustible tras el paro total de la refinería.

“Lo que aconteció el 14 de junio fue algo muy catastrófico, un evento que no se había suscitado en la refinería. Aparentemente la refinería más productiva del país de las 6 con que cuenta el sistema petrolero ya arrancó operaciones con un porcentaje del 40 por ciento de la producción, pero existen problemas todavía, no está operando al cien por ciento, al parecer están procesando 180 mil barriles de crudo de los 330 mil de su capacidad máxima”, expresó.

Sin embargo, indicó que Pemex dejó a un lado los daños ambientales que ocasionó la explosión en la refinería, como la contaminación de los ríos, lagunas y las aguas del Golfo de Tehuantepec, donde un grupo de especialistas de Universidades realizaron un muestreo de los daños ambientales en el mar y detectaron alto grado de contaminación.

“Paralelamente no se están atendiendo los efectos que generó el incendio y la explosión que tienen qué ver con los altísimos niveles de contaminación, tan es así que estamos viendo inconformidades en la agencia municipal de Boca del Río que está pegada a la barda perimetral de la refinería donde los pobladores ya se manifestaron que exigen la destitución de su agente municipal porque discuten que tuvo acuerdos con la Paraestatal para que se suspendieran los trabajos de limpieza”, comentó.

López Villalobos indicó que para la industria pesquera que exporta el camarón a otros países como Estados Unidos, el daño ambiental es muy grave y que si no se aplican acciones emergentes, las pérdidas económicas serán millonarias e incuantificables para el sector.

De ahí la preocupación de los productores, quienes ya presentaron una denuncia ante la Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA),  encargada de atender los problemas de contaminación provocados en instalaciones petroleras del país, para que Pemex termine de atender las afectaciones al medio ambiente de Salina Cruz.

“Ya nos dieron entrada a la demanda, sin embargo estamos esperando la reacción de Pemex a una petición que le hiciéramos para acelerar el proceso de compensación de combustible de este año lo cual no ha dado resultados, y en cambio estamos viendo con mucha frustración y coraje que Pemex ya está atendiendo la fase productiva pero dejó de atender los contaminantes y los resultados dañinos que ocasionaron a la industria pesquera, a los esteros y lagunas”, apuntó.

Anselmo López recordó que le hicieron la propuesta a Pemex, -que no ha sido atendido-, para implementar un programa para repoblar la especie del camarón en el Golfo de Tehuantepec, toda vez que al estar en temporada de veda y reproducción de la especie, los millones de larvas prácticamente murieron con la contaminación, lo cual traerá consecuencias graves al sector pesquero si no se atiende el problema.