Preferimos morir de Covid-19 que de hambre: comerciantes del Istmo de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Preferimos morir de Covid-19 que de hambre: comerciantes del Istmo de Oaxaca

A partir de la próxima semana abrirán sus negocios ubicados en la pista de la Vela Agosto

Preferimos morir de Covid-19 que de hambre: comerciantes del Istmo de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

“Vamos a abrir nuestros negocios aunque la policía nos venga a desalojar, preferimos morir de Covid-19 que de hambre”, señaló doña Justina, comerciante de frutas en la zona conocida como pista de la Vela Agosto ubicada al sur del palacio municipal de Juchitán.

Lo anterior debido a que en días pasados elementos de la policía municipal y estatal, apoyados por la Guardia Nacional les ordenaron cerrar sus negocios como medida preventiva para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19).

A diez días de haber cerrado sus negocios, los comerciantes de la zona se organizan para abrir sus puertas la próxima semana, aún cuando existe la amenaza de las de las autoridades municipales de clausurar sus comercios.

La entrevistada explico que el único ingreso económico con el que cuenta para el sustento familiar es el comercio de frutas y verduras, pero debido a las restricciones ordenadas por el gobierno federal, ya no tienen forma de adquirir alimentos.

Por lo que, reprochó a las autoridades de los tres niveles de gobierno su falta de sensibilidad para apoyar a las familias de escasos recursos, sobre todo aquellas que viven al día, quienes no van a poder subsistir otro mes más sin generar algún tipo de ingresos.

Las comerciantes de la zona sur del primer cuadro de la ciudad, dedicadas a la venta de flores, artículos elaborados con madera, ropa, alimentos, entre otros se han declarado en rebeldía, por lo que no van a respetar la cuarentena, dejando en claro que aplicarán las medidas preventivas necesarias para evitar la propagación y contagio del coronavirus.

Las autoridades municipales mantienen cerradas las calles del primer cuadro de la ciudad para impedir la circulación de vehículos de motor, y mantener la Sana Distancia, permitiendo la venta de alimentos y productos de la primera necesidad en los diversos comercios ubicados en la zona.

Mientras que elementos policiacos y militares mantienen el operativo “Sana Distancia” en toda la ciudad, para evitar la venta y consumo de bebidas embriagantes, impedir eventos masivos y aplicar la ley seca.

 

Relacionadas: