Más de 300 taxis y camionetas de alquiler suspenden labores en el Istmo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Más de 300 taxis y camionetas de alquiler suspenden labores en el Istmo

Los choferes aseguran que no expondrán a sus  familias.


Más de 300 taxis y camionetas de alquiler suspenden labores en el Istmo | El Imparcial de Oaxaca

Integrantes de la Alianza del Transporte del Istmo la cual agrupa a más de 300 taxistas y propietarios de camionetas de alquiler, de diversas comunidades de la región, suspendieron labores a partir del sábado 25 de abril, como medida preventiva contra el Coronavirus.

Miguel Ángel Esteban Pineda, vocero de esta alianza, dio a conocer que por acuerdo de la asamblea general se determinó suspender los servicios de traslado de pasajeros y carga, en cuanto las autoridades federales decretaran la entrada en vigor de la Fase 3 de la pandemia.

Por lo que las unidades agremiadas a esta alianza de las agencias municipales de La Ventosa, La Venta, Chicapa de Castro, Álvaro Obregón, y de los municipios de Unión Hidalgo, así como de San Dionisio del Mar, dejaron de laborar desde el pasado sábado.

Lo anterior como medida preventiva, ya que los trabajadores del volante transportan personas procedentes de diversas partes de la región del Istmo, el estado y el país, en consecuencia el riesgo de contagio se incrementa considerablemente.

En tanto, por decreto gubernamental se aplica el programa “Su sana distancia”, por lo que las unidades de taxis solamente podrán transportar tres pasajeros en el servicio de colectivo.

Pero no tomaron en cuenta los gastos que se generan por parte del prestador del servicio, ya que la unidad consume el mismo porcentaje de combustible pero el ingreso es menor y los usuarios se niegan a pagar un incremento al costo del pasaje.

El entrevistado cuestionó la falta de sensibilidad de los tres niveles de gobierno, ya que impiden todo tipo de comercio no esencial, bloquean el libre tránsito, pero no aplican un programa de incentivos o de apoyo para las familias de escasos recursos para que puedan subsistir el tiempo que resta de la cuarentena.

Cabe destacar que en esta ciudad el gobierno municipal bloqueó las calles del primer cuadro de la ciudad, en consecuencia no pueden llegar a su sitio en donde ofrecen el servicio de colectivo a las personas que realizan sus compras en el mercado, lo cual también es un impedimento para ellos.

“Decidimos dejar de trabajar para proteger a nuestras familias, no los vamos a exponer al riesgo del contagio, afortunadamente el Frente Único de Comunidades de Oaxaca (FUCO) nos va a apoyar con algunas despensas”, concluyó.


 

Relacionadas: