Cierran dependencias públicas en Salina Cruz por contingencia
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Istmo

Cierran dependencias públicas en Salina Cruz por contingencia

Desde hace una semana las oficinas de Registro Civil permanecen cerradas ante la contingencia por Coronavirus, con el fin de prevenir contagios entre los empleados y pacientes.

Cierran dependencias públicas en Salina Cruz por contingencia | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

En Salina Cruz y Tehuantepec, estas dependencias no han laborado ante la medida implementada por la Dirección General de los Registro Civil en Oaxaca.

De hecho, los módulos digitales son los que han sacado de apuros al Registro Civil, en donde los ciudadanos acuden para renovar sus actas de nacimiento entre otros trámites.

De igual manera, otras dependencias como el Monte de Piedad, Registro Público de la Propiedad, Recaudación de Rentas trabajan con estrictas normas, y en ocasiones cierran para evitar la aglomeración de los contribuyentes.

Esta medida se tomará hasta el próximo 30 de abril o incluso de acuerdo con fuentes de las dependencias explicaron que reanudarán sus actividades una vez que las autoridades de salud confirmen que la alerta se levanta, de lo contrario continuarán en cuarentena. 

En lo que corresponden a las farmacias establecidas en la ciudad, las autoridades sanitarias y municipales acordaron que permanecerán abiertas el tiempo que sea necesario, ya que son las únicas que no se cierran durante dure la contingencia.

“De hecho le estamos pidiendo a los empleados y encargados que mantengan la sana distancia, para seguir las recomendaciones de la Secretaría de Salud”, explicó el director de salud Juan Carlos Basilio.

A decir del médico, expresó que se encuentran en la fase dos de la alerta, por lo que se exhorta también a los comerciantes a que acaten el decreto federal en el sentido en que si no son de primera necesidad deben de cerrar sus negocios durante la noche.