Regresa incertidumbre al Istmo por sismos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Regresa incertidumbre al Istmo por sismos

En lo que va del año se han registrado hasta el día viernes a las 9:00, al menos 1446 sismos; Oaxaca ocupa el primer lugar con 710 movimientos telúricos

  • Regresa incertidumbre al Istmo por sismos
  • Regresa incertidumbre al Istmo por sismos
  • Regresa incertidumbre al Istmo por sismos
  • Regresa incertidumbre al Istmo por sismos
  • Regresa incertidumbre al Istmo por sismos

La noche del pasado jueves, la región del Istmo de Tehuantepec resintió un movimiento telúrico que puso en manifiesto vez más, que la tierra continúa en movimiento.

De acuerdo al Servicio Sismológico Nacional (SSN) el sismo de magnitud 5.3 se localizó a 10 kilómetros al sur de Ciudad Ixtepec a las 20:07 horas, sin embargo de manera preliminar los datos arrojaron como epicentro Salina Cruz, a unos 2 kilómetros al sureste de la ciudad con una magnitud de 5.6 grados.

Luego de unos minutos de haberse suscitado el primer movimiento, un segundo sismo se dejó sentir con una magnitud de 4.3 a 9 kilómetros al suroeste de Ciudad Ixtepec con una profundidad de 7 kilómetros.

De acuerdo a la información consultada en la página del Sistema Sismológico Nacional (SSN), tan solo el pasado 16 de enero de las 0:00 hasta las 8:40 de la noche se habían registrado por lo menos 48 sismos en Oaxaca, de los cuales el de mayor magnitud fue el ocurrido a las 20:07:18 con una magnitud de 5.3, mismo que generó crisis nerviosas en la población y el reporte preliminar de algunos daños menores en las poblaciones de Santa María Petapa, Matías Romero, San Pedro Comitancillo, Santo Domingo Ingenio, Unión Hidalgo y Ciudad Ixtepec, en este último municipio se reportan daños en las instalaciones del hospital general.

De los 48 sismos, por lo menos 11 tuvieron ocurrencia en municipios como Tehuantepec, San Blas Atempa, Salina Cruz, Matías Romero, Juchitán e Ixtepec, de magnitudes desde 3.5 hasta el de 5.3, los otros se suscitaron en la costa oaxaqueña en municipios como Huatulco y Pinotepa Nacional; este último registró por lo menos 18 sismos.

En el municipio de Juchitán se reportan daños en las instalaciones del edificio de los Símbolos Patrios, la Casa de la Cultura y la casa del General Helidoro Charis Castro, inmuebles que se encuentran dañados desde el pasado 7 de septiembre del 2017, cuando se registró el terremoto de magnitud 8.2 que causó severos daños a cientos de casas, edificios públicos y mercados de la gran mayoría de los municipios de la región del Istmo.

En el 2020

De acuerdo al SSN, en lo que va del año se han registrado por lo menos hasta el día viernes a las 9:00; 1446 sismos, de los cuales en el estado de Oaxaca se han reportado por lo menos 771 movimientos, ocupando así el primer lugar, seguido por el estado de Guerrero con 202 y en tercer lugar el estado de Chiapas con 184 sismos.

Antecedentes

Luego del 2017, año en que se registró el sismo de magnitud 8.2 y que sacudió al sur del país, los sismos han ido en aumento. Tan solo en 2017 se registraron 26 mil 123 sismos, reflejando un aumento considerable en los últimos 20 años, pues en el caso del año 1997 la marca registrada fue de tan solo mil 19 sismos, convirtiendo la cifra del 2017 en aproximadamente 25 veces más que lo registrado en ese año.

Tan solo en el 2016 se contabilizaron 15 mil 547 sismos, mientras que en el 2018 se registraron aproximadamente 30 mil 196. Asimismo, el 2019 terminó con 26 mil 418 movimientos telúricos, lo que refleja una tendencia al aumento en la sismicidad.

El fatídico 7 de septiembre

Cabe destacar que terremoto de 8.2 de México ocurrido el pasado 7 de septiembre del 2017, es considerado como el más fuerte de los últimos cien años.

El sismo, que ocurrió a una profundidad de 58 kilómetros en las cercanías de Pijijiapan (Chiapas), provocó decenas de muertos y numerosos daños materiales. Tras el fuerte temblor, se han sucedido miles de réplicas que han generado una gran incertidumbre y temor entre la población afectada.

La información refiere que este terremoto de magnitud 8.2 se debe a la alta sismicidad que existe históricamente en Chiapas, como consecuencia del desplazamiento de dos placas tectónicas, la de Cocos y la del Caribe.

El movimiento convergente de estas porciones de la litosfera terrestre provocan la subducción de la primera placa, en otras palabras, Cocos se sumerge por debajo del Caribe en la costa del Pacífico, por lo que es el desplazamiento de estas dos placas tectónicas es el motivo que explica la elevada frecuencia de temblores en Chiapas.

La alta sismicidad que se observa en México, donde se detectan quince temblores de magnitud superior a 2 cada día, se debe al movimiento de otras placas tectónicas, tales como Pacífico, Norteamérica y Rivera. El desplazamiento de las porciones de la litosfera terrestre provoca tensiones en el terreno, que terminan por romperse dando lugar a las fallas, registrando múltiples terremotos de magnitud superior a 7 desde principios del siglo XX.

Dato histórico

Este 14 de enero se cumplieron 89 años del terremoto magnitud 7.8, con epicentro en la región Loxicha, que a las 20:00 hrs, provocó una tragedia en la Ciudad de Oaxaca. Un 14 de enero pero del año 1931, alrededor de las 20 horas, se registró un sismo en Oaxaca con una magnitud de 7.8 grados, que duró tres minutos y 10 segundos. Sergei Eisenstein documentó este hecho en Oaxaca.

El director se encontraba grabando escenas para su película ¡Qué viva México!, cuando de pronto un sismo de 7.8 grados llegó y penetró hasta la ciudad, destruyendo todo a su paso durante 3 prolongados minutos.

Pocos saben de este casual registro que hizo Sergei de aquel terrible suceso.

El sismo derribó casas de adobe, mansiones, comercios y edificios de gobierno por igual y se dice que murieron más de 10 mil personas. La tragedia además causó hambruna, cólera y miseria, así como la consecuente migración de muchos oaxaqueños a diferentes ciudades del país, especialmente a la Ciudad de México.

 

Relacionadas: