Estados Unidos está en alerta por la nueva droga zombie "Tranq Dope"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Estados Unidos está en alerta por la nueva droga zombie “Tranq Dope”

La base de la droga es xilacina, un sedante para caballos.


Estados Unidos está en alerta por la nueva droga zombie “Tranq Dope” | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

 

El Departamento de Salud de Chicago, en Estados Unidos, ha emitido una severa advertencia sobre una nueva y peligrosa droga que está afectando a la población local. Conocida como “Tranq dope”, esta sustancia se considera de mayor riesgo que el fentanilo, una droga que ha mantenido en crisis las relaciones entre Estados Unidos, México y China debido a sus devastadores efectos.

A pesar de los esfuerzos y controles para combatir las muertes relacionadas con el fentanilo, el “Tranq dope” ha surgido como una preocupación urgente para las autoridades de salud. Los casos de personas que consumen esta droga son alarmantes, ya que los efectos visibles incluyen el deterioro físico y la apariencia de “zombificación”.

El término “Tranq dope” fue acuñado por el Departamento de Salud para referirse a la combinación de opiáceos, como el fentanilo, y xilacina, un sedante comúnmente utilizado en animales grandes. Esta mezcla, que se está extendiendo en los barrios de bajos recursos, está causando contorsiones, alteraciones neuronales y relajación muscular extrema, lo que puede llevar a la muerte.

Las autoridades sanitarias han identificado cuatro muertes relacionadas con el consumo de “Tranq dope” y han observado el uso de xilacina en estas áreas afectadas. Los efectos secundarios de esta combinación incluyen fatiga extrema, depresión y daños visibles en la piel, como costras y heridas.

Lo más preocupante es que la xilacina revierte el efecto de la naloxona, el medicamento utilizado para contrarrestar una sobredosis de opiáceos, lo que hace que las muertes sean aún más frecuentes. Además, la adulteración de drogas sintéticas con sedantes aumenta el riesgo de dificultades respiratorias, hipotensión y muerte por sobredosis.

Ante esta crisis, organizaciones sociales y la policía han intensificado sus esfuerzos para brindar asistencia a los afectados por el “Tranq dope”. Se han establecido guardias durante toda la semana para ofrecer ayuda y mitigar los daños causados por esta droga mortal.

La Administración de Control de Drogas de Estados Unidos ha estado monitoreando esta situación desde 2022 y ha renovado su atención ante el resurgimiento de casos relacionados con el “Tranq dope”. Las autoridades están instando a la comunidad a mantenerse alerta y evitar el consumo de esta peligrosa sustancia.