Siete muertos en ataque frustrado del Estado Islámico a cárcel militar
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Siete muertos en ataque frustrado del Estado Islámico a cárcel militar

Un grupo atacó posiciones de la policía kurda y las Fuerzas de Siria Democrática, en un intento por llegar a una prisión donde hay cientos de terroristas detenidos.


Siete muertos en ataque frustrado del Estado Islámico a cárcel militar | El Imparcial de Oaxaca

 

La Policía kurda y las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por los kurdos, lograron frustrar este lunes (26.12.2022) un asalto lanzado por el Estado Islámico contra una prisión militar en el noreste de Siria. Seis miembros de las fuerzas de seguridad kurdas perdieron la vida en el ataque, al igual que uno de los radicales.

“Células terroristas del EI atacaron a las 11:00 hora local un centro de fuerzas de seguridad interna de la ciudad de Al Raqa y también una cárcel de detención de la organización terrorista, intentando entrar al centro”, según un comunicado de los kurdos. En el centro penitenciario hay unos 900 terroristas detenidos, 200 de ellos de alto perfil, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Durante el ataque, uno de los asaltantes murió mientras que otro, que llevaba un cinturón de explosivos, fue detenido, según la Policía kurda, que añadió que otros extremistas lograron huir a barrios cercanos. “Nuestras fuerzas, en cooperación con las FSD, empezaron un rastreo y lograron detener otros dos mercenarios, y la campaña para buscar a los otros terroristas continúa”, informaron.

“Venganza”

Estado Islámico reivindicó la autoría del ataque, señalando que quería “vengar a los prisioneros musulmanes”, en particular a las mujeres yihadistas que se encuentran en el campamento de Al Hol, bajo administración kurda. Ese campo, superpoblado y en pésimas condiciones, alberga a 50.000 familiares de yihadistas del EI, entre los cuales hay personas de unos 60 países, así como desplazados sirios y refugiados iraquíes.

El asalto frustrado de esta jornada en Al Raqa, que fue la capital de facto del Estado Islámico entre 2014 y 2017, se produce once meses después de que el EI lanzara el mayor ataque desde que perdiera territorialmente Siria contra la prisión de Al Sina, en la provincia de Al Hasaka, en una zona bajo control kurdo. Los recuentos de diferentes fuentes estimaron que en esa ocasión fallecieron cerca de 200 personas dentro y fuera de la cárcel.