Ucrania se queda sin armas soviéticas, ¿puede la OTAN reemplazarlas? - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Ucrania se queda sin armas soviéticas, ¿puede la OTAN reemplazarlas?

¿Cómo puede Ucrania reemplazar los sistemas de armas y municiones soviéticas? A Kiev le gustaría tener más sistemas de la OTAN, pero usarlos plantea varios problemas.


Ucrania se queda sin armas soviéticas, ¿puede la OTAN reemplazarlas? | El Imparcial de Oaxaca

 

Ucrania recibió las primeras entregas de armas occidentales en los años anteriores al ataque ruso de febrero de 2022 y el envío se aceleró en las semanas que precedieron a la invasión de Rusia. Sin embargo, en la actualidad se desconoce la situación del proceso de rearme de Kiev, tras el noveno mes de guerra. Es un hecho que Ucrania recibe cada vez más armas de Occidente, pero los suministros son limitados.

“El punto crítico con las armas occidentales es el sistema de mantenimiento, la reparación y el abastecimiento”, dice el experto militar ucraniano Segiy Hrabsky. Esta parece ser una de las razones por las que el proceso de cambio está ocurriendo más lentamente  de lo que querría Kiev. Para el suministro de tecnología occidental, las estructuras no están en la propia Ucrania, sino en los países de la OTAN vecinos a ese país.

Otro “problema con el armamento militar de Occidente es el hecho de que hay varios tipos de las mismas armas: estadounidenses, británicas, francesas, alemanas, suecas”, dice Hrabsky. El estándar es el mismo, pero “hay diferencias en el mantenimiento”. Esto también lo confirma Markus Reisner, coronel del Servicio de Estado Mayor de Austria, y añade que, además, “existe la dificultad de transportar la munición correcta para el arma correcta; Ucrania es un país enorme”.

Sin embargo, todas las armas occidentales tienen algo en común: son sistemas de corto alcance. A Kiev le gustaría recibir armas de largo alcance, así como también aviones occidentales y tanques de combate.

Tanques soviéticos de Polonia y la República Checa

Una parte del armamento del Ejército ucraniano es tecnología de guerra soviética, suministrada por Europa central y del Este, dicen expertos militares a DW. El armamento de las fuerzas aéreas es soviético y la artillería, occidental y soviética, según Sergiy Hrabsky. La situación con los tanques y los vehículos blindados es similar. Hay excepciones, pero la mayoría son “dispositivos realmente soviéticos”.

La guerra es intensa y el desgaste es alto, lo que también confirman los informes del frente de guerra. “Hay poca tecnología, y casi ninguna munición para los calibres soviéticos”, escribió el cineasta y soldado ucraniano Oleh Sentsov en Facebook, a principios de agosto. “Los sistemas de la OTAN son mejores, pero no hay suficientes”, añadió.

El presidente ucraniano, Volodimir Selenski.Kiev pide armas de largo alcance y más armamento pesado. Hasta ahora, la OTAN se ha negado.

Primeros sistemas antiaéreos modernos de los países de la OTAN

¿Habrá en el futuro un momento crítico para Ucrania, cuando las existencias soviéticas disminuyan y los suministros occidentales no puedan reemplazarlas? Gustav Gressel, experto militar del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores de Berlín, opina que ya se ha podido observar una situación como esa: “Cuando los rusos atacaron con misiles de crucero o algo similar, Ucrania solo derribó dos o tres de los ocho o diez misiles, simplemente porque se estaban quedando sin municiones”. Desde la entrega de los sistemas IRIS-T y NASAMS, Ucrania ha podido derribar muchos más. Recientemente, algunos países de la OTAN decidieron suministrar a Ucrania sistemas antiaéreos más antiguos, como el estadounidense HAWK.

Otro tema delicado es si hay suficientes municiones soviéticas para Ucrania. Sus propias existencias ya se redujeron antes de la guerra, después de una serie de explosiones en los depósitos, clasificadas de sabotaje. En Europa del Este “ya no hay muchas” armas soviéticas, dice Gressel. Las fábricas de armas de estos países pueden producir munición para cañones, pero no los cañones mismos.

Cientos de tanques capturados a los rusos

Gressel cree que si el deseo de Kiev de cambiar a los sistemas occidentales, eso es “bueno y justificado”. El proceso podría ir más rápido si algunos países, entre los que el experto también incluye a Alemania, tomaran decisiones políticas con más rapidez.

Segiy Hrabsky cree que “el mayor proveedor de armas de Ucrania es Rusia”, refiriéndose al botín de guerra. Según la edición ucraniana de la revista Forbes, Ucrania tiene más armamento capturado a los rusos durante la guerra, que la suministrada por los principales países occidentales. A fines de septiembre, Ucrania había capturado alrededor de 400 tanques de combate rusos y alrededor de 700 vehículos de combate de infantería. Pero la mayoría eran modelos antiguos.