Sismo en México provoca "tsunami en el desierto" en el Valle de la Muerte de Estados Unidos - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Sismo en México provoca “tsunami en el desierto” en el Valle de la Muerte de Estados Unidos

Estos terremotos pueden suponer un grave problema para la rara población aislada de peces cachorros del Hoyo del Diablo, que llevan más de 10.000 años alimentándose y desovando en la plataforma de la cueva.     


Sismo en México provoca “tsunami en el desierto” en el Valle de la Muerte de Estados Unidos | El Imparcial de Oaxaca

El poderoso sismo que sacudió a México la semana pasada también fue sentido en tierras lejanas provocando un “tsunami en el desierto”, en el medio del Valle de la Muerte, en Estados Unidos.

Olas de hasta 1,2 metros se agitaron en la caverna Hoyo del Diablo 22 minutos después de que el terremoto se sintiera en México el pasado lunes (19.09.2022), en un episodio capturado por las cámaras.

La energía sísmica recorrió 2.400 kilómetros a través de la corteza terrestre hasta llegar a esta caverna de piedra caliza en el estado de Nevada que alberga una piscina geotérmica.

Rara especie de peces en el Hoyo del Diablo

El fenómeno revolvió sedimentos y piedras en la piscina, sorprendiendo a sus residentes, los pequeños peces cyprinodon diabolis. Los ejemplares de esa rara especie llevan más de 10.000 años alimentándose con las algas que crecen en las profundidades de la caverna, y parecen haber salido ilesos.

En la actualidad, el pez cachorro del Hoyo del Diablo está en peligro crítico de extinción, aunque su número ha mostrado recientemente signos de recuperación.

“Los cyprinodon diabolis han sobrevivido a varios de estos eventos en años recientes”, dijo Kevin Wilson, un ecologista acuático del Servicio de Parques Nacionales. “No encontramos ningún pez muerto después de que las olas pararon”, agregó.

Hace nueve años, solo quedaban 75 peces cachorros en el llamado Hoyo del Diablo. Este año, un recuento oficial realizado en marzo alcanzó los 175 ejemplares.

El sismo de magnitud 7.7 del lunes dejó dos muertos en el oeste de México, dañó miles de edificaciones y causó terror a más de 400 kilómetros de distancia, en Ciudad de México. Fue seguido por otro sismo el jueves que también dejó al menos dos víctimas letales.