Sabía que algo no andaba bien y mandó un último mensaje a sus padres | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Sabía que algo no andaba bien y mandó un último mensaje a sus padres

El hecho ocurrió en ICON Park, ubicado en el distrito turístico de Orlando


Sabía que algo no andaba bien y mandó un último mensaje a sus padres | El Imparcial de Oaxaca

Un adolescente de 14 años murió la noche del jueves tras caer de una atracción en un parque de diversiones de Orlando, en el centro de Florida, Estadas Unidos, informaron las autoridades locales. El hecho ocurrió en ICON Park, ubicado en el distrito turístico de Orlando, y tras ser atendido en el lugar el joven fue trasladado a un hospital, donde posteriormente pereció a causa de sus heridas, según la Oficina del Alguacil del Condado de Orange. Ahora se reveló cuáles fueron sus últimas palabras.

El alguacil de este condado, John Mina, dio cuenta de la identidad del fallecido. Se trata de Tyre Sampson, de Misuri y quien se encontraba en Orlando de visita con amigos y familiares. “Basada en las investigaciones preliminares, todo apunta a que ha sido un terrible accidente”, agregó el jefe policial, quien extendió sus condolencias a los familiares del joven. Sampson cayó desde la atracción Orlando Free Fall, que empezó a operar en diciembre pasado y es promocionada como la torre de caída libre más alta del mundo.

Envió su último mensaje a sus padres

Medios locales aluden a videos que circulan en redes sociales, en los que presuntamente se escucha a los pasajeros de la atracción hablar sobre la seguridad de los asientos, tras lo cual la máquina empieza a trasladar a las personas hacia arriba.

Yarnell Sampson , el padre del menor, ha dicho que su hijo creyó que algo andaba mal con su arnés de seguridad durante el viaje y le pidió a su amigo sentado a su lado que le dijera a sus padres que los amaba.

“Cuando el viaje despegó, se sintió incómodo. Le dijo a sus amigos ‘esta cosa se está moviendo’. Fue entonces cuando empezó a asustarse. Y les comentó a sus amigos, que estaban a su lado: “No lo sé, hombre, si me bajo a salvo, ¿puedes decirles a mi mamá y a mi papá que los amo?. Para que dijera algo así, debe haber sentido algo”, comentó su papá-

Al respecto, John Stine, director de ventas y marketing de Slingshot Group, la compañía propietaria de la atracción, lamentó el suceso y señaló que están cooperando con las autoridades.

“Operamos con todas las precauciones de seguridad en mente. Todo está en su lugar y es por eso que estamos haciendo esta investigación“, señaló Stine, según recoge la filial de Orlando de la cadena Fox News.

Orlando Free Fall, de 131 metros de altura, tiene capacidad para hasta 30 personas, las cuales son elevadas para luego ser soltadas en una caída libre de más de 120 km/h de velocidad, según la descripción en la página web del parque. La atracción, como la vecina Orlando Sling Shot, ambas de propiedad de Slingshot Group, están cerradas de manera indefinida mientras continúa la investigación.


 

Relacionadas: