Suman 4 estudiantes muertos por tiroteo en escuela de Michigan; el responsable un joven de 15 años | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Suman 4 estudiantes muertos por tiroteo en escuela de Michigan; el responsable un joven de 15 años

El arma que usó el menor que abrió fuego en la escuela había sido comprada apenas el viernes pasado por su padre


  • Suman 4 estudiantes muertos por tiroteo en escuela de Michigan; el responsable un joven de 15 años
  • Suman 4 estudiantes muertos por tiroteo en escuela de Michigan; el responsable un joven de 15 años

Falleció uno de los alumnos heridos en el tiroteo registrado ayer en la escuela Oxford High School; la familia del menor detenido por el ataque se niega a cooperar.

Un cuarto estudiante, un muchacho de 17 años, murió este miércoles por las heridas que sufrió cuando un compañero de segundo año abrió fuego en una escuela secundaria de Michigan, informaron las autoridades.

Los otros muchachos muertos incluyeron a uno de 16 años que murió en la patrulla de un oficial de camino a un hospital.

Ocho personas resultaron heridas, algunas de gravedad, incluida una niña de 14 años que fue colocada en un ventilador después de la cirugía.

Los investigadores aún estaban tratando de determinar el motivo del tiroteo del martes en Oxford High School, ubicada en una comunidad de unas 22 mil personas aproximadamente a 48 kilómetros al norte de Detroit, explicó el alguacil del condado de Oakland, Michael Bouchard.

Los agentes se apresuraron a la escuela a la hora del almuerzo cuando más de 100 llamadas inundaron a los despachadores del 911 con informes de un tirador. Arrestaron al estudiante en un pasillo a los pocos minutos de su llegada. Puso las manos en el aire cuando los agentes se acercaron, dijo Bouchard.

El padre del joven compró el viernes el Sig Sauer de 9 mm que se usó en el tiroteo, dijo Bouchard.

No sabía por qué el hombre compró la pistola semiautomática, de la que su hijo había estado publicando fotos y practicando disparos, dijo Bouchard.

Las autoridades no dieron a conocer de inmediato el nombre del adolescente.

Los cuatro estudiantes que murieron fueron Tate Myre (16 años), Hana St. Juliana (14 años), Madisyn Baldwin (17 años) y Justin Shilling (!7 años), quien falleció este miércoles.

Bouchard dijo que Myre murió en una patrulla cuando un oficial trató de llevarlo a una sala de emergencias.

Un maestro que recibió un rozón de bala en el hombro salió del hospital, pero siete estudiantes de entre 14 y 17 años permanecieron hospitalizados toda la noche con heridas de bala, dijo.

Sin permiso para hablar

El arma que llevaba el adolescente tenía siete rondas más de munición cuando se rindió, dijo Bouchard.

El alguacil Mike McCabe dijo que los padres del estudiante le aconsejaron a su hijo que no hablara con los investigadores.

La policía debe solicitar el permiso de los padres o tutores del menor para hablar con ellos, agregó.

La fiscal del condado de Oakland, Karen McDonald, dijo en un comunicado que su oficina espera emitir cargos rápidamente y que se dará una actualización en el transcurso del miércoles.

Rumores y actos vandálicos

Se informó a las autoridades de publicaciones en las redes sociales que decían que había habido amenazas de un tiroteo en la escuela de aproximadamente mil 700 estudiantes, pero Bouchard dijo que no se enteraron de los rumores hasta después del ataque.

Hizo hincapié en lo crucial que es que se envíen sugerencias de este tipo a las autoridades, y también advirtió contra la difusión de rumores en las redes sociales antes de una investigación completa.

McCabe también minimizó la importancia de una situación a principios de noviembre cuando una cabeza de ciervo fue arrojada desde el techo de la escuela, que dijo que “no tenía ninguna relación” con el tiroteo.

El acto de vandalismo llevó a los administradores de la escuela a publicar dos cartas a los padres en el sitio web de la escuela, diciendo que estaban respondiendo a los rumores de una amenaza contra la escuela, pero que no habían encontrado ninguna.

Bouchard dijo que el estudiante bajo custodia no tuvo enfrentamientos previos con su departamento y que no tenía conocimiento de ningún historial disciplinario en la escuela.

Las autoridades dijeron que estaban registrando el teléfono celular del sospechoso, las imágenes de video de la escuela y las publicaciones en las redes sociales en busca de cualquier evidencia de un posible motivo.