Anuncian nuevas especies en peligro de extinción | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Internacional

Anuncian nuevas especies en peligro de extinción

Los antílopes africanos, el mono nocturno de Brasil y Perú, entre otras especies podrían desaparecer.


Anuncian nuevas especies en peligro de extinción | El Imparcial de Oaxaca

También la especie mono nocturno o musmuki de Brasil y Perú, pasó a ser considerada por los conservacionistas como una especie de “preocupación menor” a “vulnerable”. Lo que significa que pasa a estar amenazada de extinción.

Este documento incluye 87,967 especies, de las cuales 25,062 están en peligro de extinción. Para ser considerada así, una especie debe tener menos de 2,500 individuos que hayan disminuido 20% desde las dos últimas generaciones.

“Aquellas especies que creíamos abundantes y seguras –como los antílopes en África o los fresnos en Estados Unidos– hoy se encuentran ante un inminente peligro de extinción. Y aunque las medidas de conservación funcionan, a la preservación de los bosques, sabanas y otros ecosistemas de los que dependemos para nuestra supervivencia y desarrollo, no se le da la suficiente prioridad de financiación”, explicó Inger Andersen, directora general de la UICN al dar a conocer el reporte del jueves pasado.

Según esta organización, nuestro planeta necesita acciones urgentes a escala global, basadas en los datos de la Lista Roja, para asegurar la supervivencia de las especies y un futuro sostenible.

Motivos de su desaparición

El caso más dramático es el del murciélago de la Isla de Navidad (Pipistrellus murrayi). La población de esta especie disminuyó rápidamente y pasó de ser común y extendida en la década de los 80 a entre cuatro y veinte animales en enero de 2009. Sólo un individuo permaneció en agosto de 2009, y desapareció a finales de ese mes. Desde entonces, no ha habido ningún rastro de este murciélago, a pesar de las búsquedas exhaustivas en la isla.

Las razones de la disminución no están claras, pero puede haber sido una combinación de una mayor depredación por parte de especies introducidas, el impacto de la hormiga loca amarilla invasora (Anoplolepis gracilipes) en su hábitat y en sus especies de invertebrados de presa o una enfermedad desconocida.

Por otra parte, a pesar de que la mayoría de especies de antílopes permanece inalterada, la caza furtiva, la degradación del hábitat y la competencia con el ganado doméstico, contribuyen a su disminución. Incluso cuatro de las especies fueron previamente evaluadas como de “preocupación menor”, lo que nos da una idea del problema.

Esta disminución refleja una tendencia a la baja para los grandes mamíferos africanos que compiten con la creciente población humana por el espacio y los recursos.

Además, el impacto de la deforestación comienza a ser visible en los invertebrados de Madagascar. Un estudio de las 71 especies de saltamontes pigmeos endémicos de Madagascar demuestra que casi 40% de ellos están en peligro de extinción. Siete de estas especies figuran en la Lista Roja de UICN como “en peligro crítico”, incluido el saltamontes pigmeo Rumplestiltskin (Agkistropleuron simplex).

Para el caso del mono nocturno (primate del bosque amazónico), se muestra el deterioro de su conservación, debido al comercio ilegal de animales. El cambio del hábitat del musmuki también lo afecta, ya que su entorno fu transformado con fines agrícolas, para cultivos de arroz, aceite de palma, soja y pastos. Además, el primate es empleado para la investigación de la malaria en Perú y Brasil.

Otras especies también están amenazadas, incluyendo la gacela de Heuglin (Eudorcas tilonura); el cobo o antílope Lechwe (Kobus leche), y el antílope cabrío (Peleacapreolus). Las razones para la disminución de esta especie son poco conocidas, pueden incluir aumentos en la caza deportiva ilegal con perros y la caza furtiva para carne de animales silvestres.

Los árboles, incluidos en esta lista

La Lista Roja también incorpora cinco de las seis especies de fresno más prominentes de América del Norte. Éstas se catalogaron “en peligro crítico”, es decir, un paso antes de la extinción. Con una sexta especie evaluada como “en peligro”, que están siendo diezmadas por el invasor barrenador esmeralda del fresno (Agrilus planipennis).

El fresno blanco americano (Fraxinus americana) es uno de los árboles maderables más valiosos de América del Norte por su utilización en la fabricación de muebles, palos de béisbol y palillos de hockey. Los fresnos son un componente clave de los bosques de América del Norte. Proporcionan hábitat y alimento para aves, ardillas e insectos y apoyan a importantes especies polinizadoras como mariposas y polillas.

Su descenso probablemente afectaría a más del 80% de los árboles y cambiará drásticamente la composición de los bosques silvestres y urbanos.

En octubre de 2016, la World Wildlife Fund (WWF) reveló en un informe que entre 1970 y 2016 se registró una disminución general de 58% en el número de peces, mamíferos, aves y reptiles alrededor del mundo.